Un condenado por atracar un banco “con armas peligrosas”, nuevo portavoz de Podemos en Madrid

José Luis Nieto se impone en el proceso de primarias para ser la voz de la formación morada en la capital. En 1982 asaltó un sucursal bancaria junto a independentistas gallegos

Luis Nieto, nuevo portavoz de Podemos Madrid
Luis Nieto, nuevo portavoz de Podemos MadridTwitterTwitter

Pocas veces las primarias de Podemos arrojan sorpresas. Las que el partido morado ha celebrado durante esta semana en la ciudad de Madrid para elegir a su nuevo portavoz, sin embargo, han supuesto la derrota del candidato oficialista. El favorito de la líder regional, Isa Serra, no ha logrado ser la opción más apoyada por los inscritos en la ciudad. De esta forma, el militante José Luis Nieto Pereira será el nuevo portavoz de los de Iglesias en el primera ciudad del país, en la que actualmente, tras la ruptura de Pablo Iglesias con Manuela Carmena en 2019, los morados no cuentan con representación institucional. Y esa circunstancia restará visibilidad a Nieto, despojado del altavoz que concede un asiento en el Pleno de Cibeles o en la Asamblea de Vallecas desde el que poder rebatir las políticas del alcalde José Luis Martínez Almeida.

Toda la notoriedad y el foco mediático que Nieto no disfrutará desde un cargo institucional, lo ha acaparado en las últimas horas por su pasado. En concreto, por un episodio de vida en los ochenta. En 1982 fue condenado por atracar un banco juntos a otros miembros de la organización independentista gallega a la que pertenecía.

En lo que tiene que ver estrictamente con las primarias de Podemos en la capital Nieto ganó la carrera para ser el nuevo portavoz con el 63,17 por ciento de los votos. Por detrás de él, pero casi con la mitad de votos, ha quedado el portavoz adjunto de Podemos en la Asamblea de Madrid Jacinto ‘Tito’ Morano, con el 32,07 del total. El resultado supone un varapalo interno tanto a Morano como a la propia Isa Serra, portavoz de Podemos a nivel nacional y jefa de la bancada morada en la Asamblea regional. El resto de candidatos obtuvieron porcentajes de voto muy bajos: Irena Marcos, con el 1,97 por ciento; y Emilio García, con el 0,66 por ciento, Juan Manuel Llorente, con el 0,16 por ciento.

Un experto en asaltos para tomar Cibeles

Nieto sustituirá en el cargo de portavoz de Podemos en la capital a Julio Rodríguez, el ex Jemad que actualmente desempeña el cargo de jefe de gabinete del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Tiene ante sí, el reto de poner en marcha la estructura de la formación morada en la ciudad con la vista puesta en las elecciones municipales de mayo de 2023. Aunque queda demasiado tiempo para esta cita con las urnas como para dar nada por sentado, la intención de los de Iglesias es presentarse al consistorio de la capital con su propia marca y olvidar la mala experiencia de 2019, cuando la guerra con el Más Madrid de Carmena les dejó fuera de la primera plaza electoral del país.

“Asaltar Cibeles” es el resto que tiene ante sus ojos Nieto. Un terreno, el de los asaltos, en el que tiene experiencia. En concreto, de entidades bancarias. Omite este episodio de la trayectoria y del currículum publicado por él mismo, pero ahí está en la hemeroteca judicial del país. Fue condenado por la Audiencia Nacional en 1982 a cinco años de prisión por participar en un atraco a una sucursal bancaria junto a otros tres independentistas gallegos de Loita Armada Revolucionaria. Permaneció en prisión dos años y medio en la cárcel. Este punto de biografía ya fue objeto de polémica la pasada legislatura nada más trascender su nombramiento como asesor del Gobierno de Carmena.

Según consta en la sentencia condenatoria de la Audiencia Nacional, Nieto asaltó el banco «con violencia e intimidación en las personas y con utilización de armas peligrosas». Antes de perpetrar el atraco, el grupo había robado un vehículo. El fallo judicial es claro: tanto Nieto como el resto de condenados integraban una «asociación o grupo disciplinado, que ha escogido la violencia como medio de alcanzar el triunfo de sus aspiraciones independentistas y sociales».

Nieto Pereira, de 61 años de edad, casado y con dos hijas y un hijo es natural de Vigo. Según el currículum que figura en la web de Podemos, compaginó estudios de Bachillerato Superior con trabajos en un hotel, una librería y una imprenta, y llevó a cabo de joven su militancia política en organizaciones estudiantiles antifranquistas.

Estudió Magisterio en la Universidad de Santiago de Compostela y fue dirigente estudiantil. A los 22 años viajó a Honduras para trabajar con Naciones Unidas en Campamentos de Refugiados. Luego vivió dos años en Nicaragua, donde participé en la Revolución Popular Sandinista y trabajó en Comunicación, Formación campesina y Alfabetización de adultos.

Posteriormente, durante 6 años, y bajo las dictaduras militares de Guatemala, trabajó en labores de Organización Comunitaria y Desarrollo Local con poblaciones urbanas y campesinas en exclusión social. De regreso a España, obtuvo la licenciatura en Historia Moderna y Contemporánea en la Universidad Autónoma de Madrid y trabajó en la promoción y defensa de los Derechos Humanos desde la ONG ‘Paz con Dignidad’, en la que trabaja ahora.

Durante la pasada legislatura, fue asesor de Ahora Madrid en los Distritos de Villa de Vallecas y Latina. Su carrera política la había desarrollado antes en Izquierda Unida como coordinador federal del Área de Paz y Solidaridad en el equipo de dirección de Julio Anguita y posteriormente en Podemos, donde fue miembro del Consejo Ciudadano Municipal madrileño, responsable de las Vocalías Vecinales y del grupo de trabajo de Seguimiento de Políticas Municipales. Ha participado en los círculos de Hortaleza y también en el de Latina-Carabanchel.

Nieto presentó su candidatura, respaldada por gran parte de la dirección regional y nacional del partido, con el objetivo de “reconstruir” el partido en Madrid tras las últimas escisiones, la de los sectores errejonistas y anticapitalistas; además de fortalecer los círculos y la relación con IU y volver a conseguir representación en el Ayuntamiento de Madrid para formar un Gobierno de izquierdas.