Madrid, pionera en hidrógeno verde

La nueva planta será desarrollada a través de la empresa pública Canal de Isabel II, con un coste superior a 24 millones de euros

La UE prioriza el apoyo masivo al I+D del hidrógeno para reducir los costes
La UE prioriza el apoyo masivo al I+D del hidrógeno para reducir los costesServicio Ilustrado (Automático) Europa Press

La Comunidad de Madrid construirá una planta de generación de hidrógeno verde, pionera en España, según ha anunciado este jueves la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín.

“El hidrógeno verde es un elemento clave para un futuro sostenible”, ha asegurado la consejera, quien ha avanzado que planteará el proyecto al Gobierno central para su inclusión en los fondos europeos Next Generation, con un coste superior a 24 millones de euros.

La nueva planta será desarrollada a través de la empresa pública Canal de Isabel II y obtendrá toda la energía necesaria para su funcionamiento de fuentes renovables, producidas en la propia instalación mediante energía eléctrica fotovoltaica y biogás, ha explicado Martín.

El oxígeno que se produzca en ese proceso servirá para mejorar el rendimiento de la depuración de las aguas residuales tratadas en la planta, promoviendo así “claros exponentes de la economía circular y del ciclo integral del agua”, ha dicho Martín en el pleno de la Asamblea de Madrid que se celebra hoy.

Durante la sesión, la consejera de Medio Ambiente ha asegurado que “no se trata de un proyecto de futuro, sino de una realidad”, toda vez que ya se están licitando algunas de las actuaciones necesarias para su puesta en marcha como la instalación de una planta fotovoltaica que suministre la energía renovable suficiente.

La Consejería de Medio Ambiente ha explicado que el hidrógeno verde es el elemento más abundante del universo, del que se destaca su versatilidad, flexibilidad y posibilidades de almacenamiento, “claves para descarbonizar la economía” a medio y largo plazo.

La consejera ha apostado por este recurso para reducir las emisiones y “favorecer su competitividad” en relación con las energías fósiles en su uso en sectores como el transporte o la industria.