Taxi a demanda para acceder a servicios básicos por 4 euros

La Comunidad pone en marcha un servicio de conexión con las cabeceras de línea de los autobuses regulares del Consorcio Regional de Transporte

Thumbnail

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha este lunes el servicio de taxi a demanda en la Sierra Norte, un proyecto piloto concebido para facilitar a los vecinos de las localidades más pequeñas acceso a los servicios básicos y conexión con las cabeceras de línea de los autobuses regulares del Consorcio Regional de Transporte, que están situadas en núcleos urbanos más grandes.

El servicio, gestionado por la Mancomunidad de la Sierra Norte del Valle del Lozoya, contará con 20 taxis y beneficiará a una treintena de localidades de la zona que suman cerca de 11.000 vecinos, para los que habrá una tarifa de 4 euros, siendo el resto del viaje subvencionado por la Comunidad de Madrid.

Así lo ha indicado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, acompañado por el consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, y por el vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio Aguado, en la presentación de la iniciativa, que ha tenido lugar en Madarcos, el municipio más pequeño de Madrid. Algo que sin duda ayudará a la movilidad en la zona.

Se trata de un proyecto que permitirá a los vecinos tener “mayor movilidad facilitando su acceso a los servicios básicos, médicos, administrativos y comerciales, ubicados en los municipios más grandes de la zona y poder planificar sus trayectos con las localidades donde tienen cabecera las líneas de autobuses regulares del Consorcio”.

La firma del convenio fue, en su momento, el último paso para la puesta en marcha de esta iniciativa, que se inició el pasado marzo con la aprobación, por parte de la Consejería de Transportes, de la ampliación del Area de Prestación Conjunta (APC) de la Sierra Norte.

Este proyecto se enmarca en la Estrategia para Revitalizar los Municipios Rurales que impulsa la Comunidad de Madrid, con la que se busca frenar la actual tendencia de despoblación de zonas como ésta de la Sierra Norte, atrayendo y arraigando a población joven en estos pequeños municipios.

El Area de Prestación Conjunta de la Sierra Norte que anteriormente estaba formado por diez municipios en los que había nueve licencias de taxi, pasa a estar integrada por 30 municipios y cuenta ya con 20 licencias de taxi.

11.000 vecinos

La ampliación de la APC permite que los titulares de licencias de taxi de los municipios integrados en ella puedan operar y prestar servicios en toda la zona con carácter urbano (en lugar de interurbano). De esta manera, el servicio de taxi en la Sierra Norte pasa de atender a una población de 3.100 personas a hacerlo para cerca de 11.000 vecinos.

Posteriormente, el Gobierno regional aprobó una subvención de hasta 500.000 euros para la Mancomunidad de Servicios Valle Norte del Lozoya, organismo que gestiona la nueva APC, para la puesta en marcha de este proyecto piloto de taxi a demanda, dentro de las ayudas que se conceden al transporte en zonas rurales.

La Mancomunidad gestionará el nuevo servicio a través de una ordenanza que incluirá la posibilidad de realizar trayectos de taxi compartido y servicios precontratados a precio cerrado, algo que ya supone una mejora para el servicio de transporte público en la zona.

Cómo hacer

  • Para acceder al servicio de taxi a demanda, los vecinos de la Sierra Norte podrán hacer una pre-reserva del trayecto a través de teléfono o de una aplicación para móviles, indicando la hora deseada de llegada al municipio de destino receptor.
  • El sistema tendrá en cuenta los horarios de paso de los autobuses para no disponer de vehículos en caso de que existan trayectos cubiertos por el Consorcio Regional de Transportes.
  • Una vez recibidas todas las reservas, la central establecerá las rutas y o bien ofrecerá la alternativa de líneas regulares del Consorcio a aquellos trayectos que coincidan en horario, o bien, en el resto de casos, el transporte a la demanda.
  • Posteriormente, se comunicará al usuario por vía telemática o telefónica los trayectos y horarios definitivos de su viaje para que confirme o desestime la propuesta. El horario definitivo podrá variar en una horquilla de una hora antes o después de la solicitada para llegar al destino, ya que la prioridad del sistema es maximizar la ocupación de los vehículos.

En una primera fase, el usuario podrá formalizar la reserva del trayecto hasta las 16 horas del día anterior al viaje, aunque este tiempo de pre-reserva se irá reduciendo paulatinamente.

El sistema publicará de forma automática el listado de trayectos programados para el día siguiente, así como las plazas disponibles, para que los usuarios puedan inscribirse en alguno de los servicios programados.