Sanchinarro, Chamberí, Aravaca y las otras 13 zonas de Madrid que incuban la tercera ola

Superan una incidencia acumulada de 300 casos, pero no comparten un patrón como en la segunda ola: siete zonas en siete distritos de la capital y otras nueve áreas en siete municipios

Thumbnail

Madrid fue la primera comunidad autónoma en alcanzar el pico de la segunda ola de coronavirus, logró aplanarla de una manera efectiva y, ahora, a las puertas de la Navidad, los contagios vuelven a crecer. No es, ni mucho menos, una buena noticia y en el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ya tienen sobre la mesa nuevas medidas –basadas en la estrategia de test masivos, cierre perimetral de las zonas con mayor incidencia y concienciación ciudadana– que se aprobarán y comunicarán mañana.

En este momento, al contrario de lo que ocurrió a finales de agosto en el arranque de la segunda ola, las zonas básicas de salud con un mayor volumen de contagios no comparten un mismo patrón poblacional. En el final del verano, se vieron especialmente castigados los barrios del sur de la capital y algunos municipios también del sur de la región. Ahora, la situación ha cambiado. En la capital, por ejemplo, las siete zonas básicas de salud con una mayor incidencia acumulada pertenecen a siete distritos diferentes. De sur y del norte. Se trata de Aravaca (en Moncloa-Aravaca), Andrés Mellado (Chamberí), El Espinillo (Villaverde), Sanchinarro (Hortaleza), Segre (Chamartín), Ibiza (Retiro) y Portazgo (Puente de Vallecas).

La pandemia en Madrid
La pandemia en MadridAntonio Cruz

Fuera de la capital, las nueve zonas con más de 300 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas están repartidas en otras siete localidades diferentes. Sólo Móstoles tiene tres áreas con esa alta incidencia: Dos de Mayo, Parque Coimbra y El Soto. El resto son La Moraleja (en Alcobendas), Getafe Norte, Griñón, Cadalso de los Vidrios, Soto del Real y Torrelodones.

Estas 16 zonas son las que actualmente soportan un nivel de contagios mayor, con una incidencia acumulada por encima de la barrera de los 300 positivos. Oscila entre los 481 positivos de Cadalso de los Vidrios y los 302 de Getafe Norte. En Madrid ciudad, los puntos más calientes son Andrés Mellado (479) y Sanchinarro (396). Sólo estas 16 áreas básicas de salud –del total de 286 que tiene la comunidad autónoma– suman 1.383 casos positivos en los últimos 14 días.

Un “cumple covid” en Torrelodones

Este incremento de los contagios está vinculado, según el análisis de los técnicos sanitarios, con el relajamiento de las medidas de seguridad durante el puente de diciembre. En Torrelodones, por ejemplo, su alcalde señaló ayer a los medios que el aumento de los contagios en esta localidad está relacionada con un brote producido por una «irresponsabilidad»: «la celebración en grupo de un cumpleaños». «Por otro lado tiene pinta de que son casos aislados producidos durante el puente de la Constitución», señaló el regidor.

El informe epidemiológico publicado ayer por la Consejería de Sanidad insistía ayer en la tendencia negativa esbozada ya en los últimos días. Se notificaron 2.452 casos nuevos de coronavirus, de los que 930 correspondían a las últimas 24 horas, y 14 fallecidos más en hospitales. Veinticuatro horas antes, el martes, se habían notificado menos casos: 2.093 positivos nuevos, de los que 826 correspondían a las últimas horas, y 13 fallecidos. El número de pacientes hospitalizados en planta también aumentó ayer hasta 1.389 (43 más), y el de pacientes en UCI descendió hasta 303 (tres menos). La incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes, en la región de Madrid ha aumentado en 11 puntos desde los 237,21 casos del martes a los 248,4 de ayer.

Dos millones de test de antígenos

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, avanzó ayer que el viernes se anunciarán «nuevas medidas» de cara a la Navidad para las zonas sanitarias básicas con peor situación epidemiológica. En declaraciones a los periodistas durante una visita al Instituto de Medicina Legal, Ayuso señaló que las medidas seguirán en la línea del modelo aplicado durante la segunda ola de la pandemia, con restricciones en las zonas básicas de salud (ZBS) más afectadas. «No nos hemos relajado nunca», aseguró. Dentro de la estrategia sanitaria autonómica también se encuentra la realización de pruebas masivas a través de cribados poblaciones en las zonas con más contagios. En ese contexto, Ayuso avanzo ayer la compra de otros dos millones de test de antígenos. La presidenta defendió que son «los más eficaces para los cribados», porque gracias a ellos están «localizando en los asintomáticos más positivos», de modo que Madrid seguirá apostando por su compra.

En la familia y menores de 40

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, afirmó que «si hay que tomar medidas en el sentido de controlar la pandemia», se adoptarán del mismo modo en que se ha hecho en esta segunda ola. «En esas zonas básicas que mantengan una incidencia acumulada por encima de la media tomaremos esas decisiones», aseguró, tras explicar que los brotes se están concentrando «en el entorno familiar» y especialmente entre los menores de 40 años. En todo caso insistió en que las limitaciones se impondrán «con carácter selectivo», y contando con datos tan actualizados como sea posible.