La contagiosa cepa británica llega a Madrid: 4 casos y 3 en estudio

Se trata de tres personas de una misma familia y de otro joven procedente del mismo país. Aumenta el número de casos en Madrid un 32%

Thumbnail

La Comunidad de Madrid ha detectado cuatro casos de la variante británica del virus en Madrid. Se trata de tres ciudadanos de una misma familia y un cuarto que también voló hace unos días desde la capital británica a Madrid.

La Sanidad madrileña detectó el casos de un joven que acudió a un centro de salud después de haber viajado desde la capital británica a Madrid, que dio positivo en un test de antígenos. Pero lo que puso en alerta a los sanitarios de que pudiera tratarse de la cepa británica fue que tanto su padre como su madre y una hermana acudieran con los mismos síntomas a los pocos días. Fue entonces cuando se hizo la PCR a los afectados y, ante la sospecha, se secuenció el virus, lo que ha permitido constatar esta mañana por parte de los Servicios de Microbiología de la red pública se trataba de la variante británica. El caso del joven no se da por confirmado puesto que su positivo no pudo secuenciarse.

Posteriormente, se localizó a otro joven con síntomas que llegó a Madrid el pasado día 20 de diciembre y se pudo constatar que también estaba afectado por la cepa inglesa, con lo que se considera el cuarto caso confirmado. Además, hay dos sospechosos pendientes de pruebas, según ha confirmado el viceconsejero de Salud Pública y Covid-19, Antonio Zapatero, que ha asegurado que los cuadros clínicos de todos los afectados “no son de gravedad en ninguno de los afectados”. “Esta variante es más transmisible, pero no más grave”, ha sentenciado.

Además, hay otros tres casos sospechosos pendientes de confirmar después de que se haga la secuenciación genómica. El resultado se conocerá en los próximos días.

El viceconsejero de Salud Pública y COVID-19, Antonio Zapatero, que ha detallado que el pasado 23 de diciembre se envió una alerta de Salud Pública a todos los centros sanitarios de la región ante la sospecha de posibles casos que ya estarían en nuestra comunidad. La alerta se generó en base a varios casos en estudio relacionados con ciudadanos procedentes del Reino Unido en fechas recientes.

“Es una noticia que no hay que tomarse con ningún tipo de nerviosismo, sabemos que esta variante está circulando por Europa y lo que se sabe es que es más transmisible, lo que nos lleva a ser todavía más cautos”, ha dicho Zapatero.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha insistido en que los casos detectados han entrado por el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas. “Llevamos seis meses pidiendo un mayor control en nuestro aeropuerto y la petición de una prueba diagnóstica en origen y es algo fundamental para poder controlar la pandemia por eso creo que hay que seguir aumentando el control porque no se hace con toda la extensión que se debe hacer”, añadió.

Aumento de casos

Mientras, el virus no da un respiro a Madrid. En la última semana se ha apreciado un incremento del número de casos: 10.972 en total, cuando la semana pasada fue de 8.338. “Es un dato que nos preocupa y nos mantiene alerta”, ha asegurado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

No obstante, si observamos el dato con perspectiva, el número de casos en la última semana es un 62,7% inferior a lo detectado en el pico máximo de la segunda ola (14-20 de septiembre).

En cuanto a la incidencia acumulada a 14 días en Madrid, la semana pasada cerró con 289,8 casos por 100.000 habitantes, pero hoy la cifra está en los 333, si bien el pico máximo llegó a ser de 813 casos.

A nivel asistencia, el número de pacientes ingresados es de 1.729, de ellos 1.433 en planta y 296 en las UCI, lo que supone un descenso del 58,7respecto al pico máximo de ingresados durante la segunda ola, según detalló el consejero.

La Consejería de Sanidad insiste en mantener en todo momento las cuatro medidas básicas de protección, que también son efectivas contra la nueva variante: uso permanente de la mascarilla, salvo cuando se come o se bebe, distancia de seguridad, lavado frecuente de manos y ventilación.

Mientras, el hospital Enfermera Isabel Zendal ya ha superado los cien pacientes atendidos por Covid-19: 112 en total desde que hace dos semanas recibió a la primera paciente procedente del Gregorio Marañón y que hace dos días ha recibido el alta.

A día de hoy, el hospital cuenta con 69 pacientes, 64 en planta y 5 en UCI y ya ha dado 43 altas. Además, 320 profesionales trabajan en sus instalaciones y alcanzará los 550 el próximo miércoles día 30 cuando se superen las 250 camas operativas.

“Máxima cautela”

La Nochevieja “no será normal”, ha dicho el consejero, por eso pidió a los madrileños “máxima cautela”. Así, el horario de toque de queda para la noche del 31 al 1 será desde la 1:30 a las 6 de la mañana. Sólo se podrán reunir un máximo de seis personas y dos grupos de convivencia.

Además, Madrid está perimetrada desde el 23 de diciembre hasta el 6 de enero, aunque en estos días se puede salir y entrar para visitar a familiares y allegados.