Objetivo: poder retirar más de 350 árboles al día en la capital

Alrededor de 150.000 de un total de 800.000 podrían haberse visto afectados por las nevadas

Aspecto que presenta este lunes la Plaza de Santiago en Madrid, con varios árboles caídos
Aspecto que presenta este lunes la Plaza de Santiago en Madrid, con varios árboles caídos FOTO: Dani Caballo EFE

Por un lado están las ramas retenidas en las copas que, debido al viento, se pueden precipitar sobre la vía; por otro, también se encuentran aquellos donde el agua de la nieve se ha quedado en oquedades y que, con las bajas temperaturas, puede acabar derivando en el «efecto cuña»: al helar, se ensancha, produciendo su rotura y precipitación; y por último, están los riesgos de vuelcos por el efecto de la saturación de agua en el suelo. En resumen: los árboles de la ciudad de Madrid pueden convertirse en un serio problema en los próximos días. Tanto para los peatones que tratan de recuperar la normalidad transitando por la ciudad como para los propios vehículos que vieron ayer cómo muchas de las vías principales reabrían al tráfico.

Así, la Dirección General de Aguas y Zonas Verdes, dependiente del Área de Medio Ambiente y Movilidad que lidera Borja Carabante, estima que más de 150.000 árboles de los 800.000 que se ubican en zonas verdes y el eje viario sufren afecciones por los efectos del temporal. En todo caso, aclaran desde Medio Ambiente, se trata de un balance muy limitado dadas las circunstancias actuales, pero que se irá precisando durante los próximos días. Así, es el resultado del análisis llevado a cabo por técnicos municipales en diferentes zonas donde han caído gran cantidad de ramas y árboles, siempre teniendo en cuenta la diferente tipología del arbolado. En función del cuenteo, se ha extrapolado al total de los ejemplares de la ciudad.

A estos habría que sumar hasta dos millones de ejemplares que se hallan en parques históricos, singulares y forestales y que aún han podido evaluarse. En todo caso, se tiene constancia de que en lugares como Casa de Campo el efecto de Filomena los daños causados por Filomena han sido especialmente intensos.

Desde el área de Carabante, indican que 64 equipos de Zonas Verdes, el SERVER y las empresas concesionarias se encargan de estas labores. La capacidad de trabajo de estos grupos asciende a 325 árboles caídos al día para retirar. Y es que no se pueden realizar trabajos de poda en altura por la nieve y el hielo y la inestabilidad que producen en las plataformas de trabajo. Por eso, el Ayuntamiento tiene pensado contratar medios extraordinarios para reducir al máximo los riesgos que entrañan para los vecinos los árboles deteriorados.