La Audiencia Provincial ratifica la pena de cárcel a la presidenta de Infancia Libre por sustracción de menores

María Sevilla ha sido condenada a dos años y medio de prisión por esconder a sus hijos en un pueblo de Cuenca

La Sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal nº 23 el pasado mes de octubre, por la que se condena a María Sevilla, la presidenta de la asociación de Infancia Libre, a dos años y cuatro meses de prisión por sustracción de menores y a la retirada durante cuatro años de la patria potestad. La mujer fue detenida en marzo de 2019 en Villar de Cañas (Cuenca), donde se había escondido con su hijo mayor (que había tenido con un hombre al que denunció por abuso sexual hacia el niño), con su pareja y con su segundo hijo, fruto de esta nueva relación. La mujer solo sacaba a los niños un rato al final de la tarde par que les diera la luz del sol y, cuando los agentes de la Unidad Adscrita a los Juzgados de Plaza Castilla de Policía Nacional irrumpieron en la finca, encontraron a los menores en condiciones deplorables. No estaban bien nutridos y les tenía sin escolarizar: ella misma les enseñaba haciendo de la ventana del salón su pizarra (las personas siempre estaban bajadas en la casa). Desde entonces el niño mayor, que hoy tiene 13 años, vive con su padre, Rafael Marcos, que pasó un verdadero calvario judicial y estuvo dos años sin saber sobre el paradero del menor.

Según informa el TSJM, la resolución de hoy aún no ha alcanzado firmeza y ya ha sido recurrida en casación por la presidenta de Infancia Libre.