Más de 70 municipios madrileños, varios de ellos del PSOE, pedirán hoy la consideración de zona catastrófica

Alcobendas, Alcorcón, Móstoles, Rivas y Coslada también lo solicitarán. El Ejecutivo central está abierto a la concesión

Vista de la calle Santa Catalina de Madrid, cubierta de nieve y ramas de áboles caídas tras el paso de la borrasca Filomena.
Vista de la calle Santa Catalina de Madrid, cubierta de nieve y ramas de áboles caídas tras el paso de la borrasca Filomena.Sebastián MariscalEFE

Más que una iniciativa, es una súplica. El Ayuntamiento de Madrid, tal y como anunció ayer José Luis Martínez-Almeida, solicitará formalmente hoy al Gobierno la declaración de zona catastrófica, tras los daños causados por Filomena. Y es que, si bien el equipo municipal aún se encuentra recabando datos y elaborando informes, una primera estimación apunta a que estos perjuicios podrían ascender a «cientos de millones de euros».

En una entrevista televisiva, el regidor apuntó que, gracias a esta declaración, se podrán «fijar reclamaciones por daños personales y materiales y que sea más fácil acceder a indemnizaciones». Y, por supuesto, «ayudará a la actividad económica resentida, como el comercio y hostelería», sin olvidar tampoco los «gastos adicionales y de infraestructura del Ayuntamiento».

Lo cierto es que no solo la capital va a plantear esta declaración dentro de la Comunidad Autónoma. Más de 70 municipios ya han registrado una moción para solicitar la consideración de zona catastrófica en sus respectivos plenos. Es cierto que, muchos de ellos, gobernados por el PP. Pero no es el caso de otros tradicionalmente liderados por la izquierda. Así ocurre en Alcorcón, gobernado por PSOE, Unidas Podemos-Ganar Alcorcón; Alcobendas, liderado por PSOE y Ciudadanos; Alcalá de Henares, con el socialista Javier Rodríguez Palacios al frente; Ciempozuelos, con PSOE y Cs; Coslada, que suma los votos de PSOE, IU y PIC; Leganés y Móstoles, también de signo socialista; Rivas Vaciamadrid, presidido por IU y PSOE...

Por otro lado, no solo es algo que se discutirá en los municipios madrileños. La socialista Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, afirmó que su Ayuntamiento «no descarta» pedir la declaración de zona catastrófica a través de la Delegación del Gobierno para poder optar a las ayudas. Así lo afirmó tras reunirse con los empresarios del Polígono industrial, donde se han derrumbado 16 cubiertas de otras tantas naves.

¿Cuál es la postura del Gobierno central al respecto? El Gobierno de Sánchez no descarta declarar Madrid zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, lo que hasta el año 2015 se conocía como zona catastrófica. Después de comprobar los millonarios daños materiales causados a su paso por el temporal Filomena, el Consejo de Ministros, a propuesta de los titulares de Hacienda e Interior, estudiará y, con toda seguridad, aprobará la próxima semana esta declaración, según confirman a LA RAZÓN fuentes gubernamentales. Algo que se ponía en duda el pasado domingo, pasado ya lo peor de la nevada y después de la petición de Almeida, cuando el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, señaló que «no hay daños importantes ni a bienes públicos ni privados» como para declarar la ciudad de Madrid zona catastrófica por el temporal de nieve. Esas «dudas» fueron criticadas por el líder del PP, Pablo Casado,

Pero, ¿cuáles son los beneficios económicos de esta declaración para los afectados? Empresas, ciudadanos e instituciones públicas y privadas... De momento, el Gobierno evalúa los daños materiales y personales –en caso de fallecimiento debe también responder si se demuestra que ha sido provocado directamente por el temporal– causados por Filomena. Sin embargo, ahora no puede estimar el volumen de ayudas que concederá, en caso de que se declare zona afectada gravemente Madrid o cualquier otra región de España, por la sencilla razón de que deberá esperar a que los afectados reclamen dichas ayudas. Éstas van desde exenciones fiscales, hasta exoneraciones en el pago a las cotizaciones a la Seguridad Social, el abono de tasas a Tráfico... ¿Y de dónde sale el dinero? Del bolsillo de todos los contribuyentes. Anualmente, los Presupuestos Generales, los primeros de Sánchez y estrenados el día 1 de enero, recogen una partida para el Fondo de Contingencia, del que saldrá el montante global.