Cuatro muertos por la explosión en la que han saltado por los aires cuatro plantas de un edificio en Madrid

Samur ha atendido a 11 heridos: seis leves, uno moderado y otro grave, trasladado a La Paz. El edificio será demolido mañana

Thumbnail

El Ministerio del Interior ha informado de que la fuerte explosión se ha producido a las 14:56 horas en la calle Toledo de Madrid, y ha hecho saltar por los aires, al menos, cuatro plantas de un edificio. La explosión, según los servicios de emergencia, se habría producido en el número 98 de la calle, en un edificio propiedad del arzobispado. Se trata del edificio de la parroquia de La Paloma.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha confirmado que la explosión ha provocado, al menos, dos muertos. Los servicios de Emergencias han atendido, hasta ahora, a ocho heridos en el lugar; seis de ellos leves, uno moderado y otro grave, que ha sido trasladado al Hospital de La Paz.

Rubén Pérez Ayala, uno de los sacerdotes de la parroquia de La Paloma, falleció esta madrugada en el hospital de La Paz tras dos operaciones, tal y como ha adelantado la Cope.

Con este último fallecido, ya han sido conformados cuatro muertos en la explosión, entre ellos, un señor de 85 años que podría ser un viandante que pasaba por el lugar en el momento de la explosión. Otro de ellos sería la persona que manipulaba el gas. Esta persona, al parecer, es un habitual de la parroquia que ayudaba con labores de mantenimiento y que podría haber estado manipulando el gas cuando se produjo la explosión.

Respecto a los heridos, el hombre más grave, trasladado a La Paz, tiene 36 años y ha ingresado con trauma lumbar y fractura de tobillo. También ha sido atendido un varón de 53 años trasladado al Ramón y Cajal con traumatismo craneal leve y un varón de con fractura de pierna al Clínico.

También han resultado heridos en la explosión, pero con carácter leve, dos policías nacionales, que han sido trasladados a Nuestra Señora de América. En el lugar, según una portavoz del Samur, se han instalado dos Puestos Sanitarios Avanzados (PSA) para atender a personas con heridas más leves y crisis de ansiedad.

Los abuelos de la residencia han salido ilesos, según una portavoz de Emergencias y han sido trasladados por Samur Social a una residencia próxima al lugar de los hechos, en el Paseo Imperial. Desde el Café Pavón, muy próximo al lugar del siniestro, han informado por redes sociales que los trabajadores de la residencia están “a salvo” en el Bar Los Tiernos, en la calle Toledo, 73.

En estos momentos, los bomberos han confirmado que el edificio se está incendiando, lo que hace recomendable que no es oportuno actuar ahora mismo sobre el interior. Del mismo modo, se está analizando si existen daños estructurales en el muro que comparte este inmueble con la residencia de ancianos. Al parecer, los bomberos habrían advertido del gran riesgo de derrumbe en lo que queda del edificio siniestrado y es muy probable que sea demolido de forma controlada. Al parecer, sigue ardiendo todo el gas embolsado que se había acumulado en el interior y operarios de la compañía del gas estarían tratando de cortar el suministro desde las tuberías del subsuelo.

La explosión se ha producido en la calle Toledo, 98
La explosión se ha producido en la calle Toledo, 98La RazónLa Razón

Los primeros indicios apuntan a que la explosión se habría producido por una incidencia vinculada con un escape de gas. Podría haberse visto afectado el edificio de la iglesia de La Paloma. Colindante con la iglesia se encuentra el colegio de La Salle. Pese a la explosión, ninguno de los niños del centro escolar no ha resultado herido, ya que en ese momento no se encontraban en el patio.

Hasta el lugar se han trasladado también agentes de la Policía Nacional. Por protocolo, acudieron los Tedax, expertos en explosivos, y agentes de la Brigada Provincial de Información (BPI) de Madrid. Según fuentes policiales, este protocolo se aplica para actuar desde el punto de vista policial de mayor a menor gravedad. Es decir, ante la sospecha de que pueda tratarse de alguna acción terrorista, los agentes se trasladan in situ para ponerse a trabajar desde el minuto uno y, en el caso de que se confirme que se trata de algún incidente sin interés desde el punto de vista de investigación policial, se retiran del lugar, como así ha ocurrido en el caso de la cale Toledo de hoy.

Los ancianos de una residencia próxima, en concreto en el número 96 de esa misma calle, también han sido desalojados sin que se hayan producido heridos en este inmueble. Algunos de estos residentes están siendo conducidos hasta algunos cafés próximos, como por ejemplo el situado en el Teatro Kamikaze.

Hasta el lugar se han desplazado 15 dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid (50 profesionales) y 10 unidades de Samur- Protección Civil (25 efectivos).

Han acudido también las máximas autoridades políticas en la materia: ministro del Interior, Grande Marlaska, presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el acalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida.

Los bomberos del Ayuntamiento de Madrid evalúan daños del edificio en la explosión de la calle Toledo
Los bomberos del Ayuntamiento de Madrid evalúan daños del edificio en la explosión de la calle ToledoLa RazónLa Razón