Madrid pone en marcha una investigación tras la polémica boda en el Casino

La Policía Municipal realizará las actuaciones correspondientes tras las imágenes de los asistentes sin mascarilla ni distancia de seguridad

La Dirección General de Salud Pública madrileña ha abierto una investigación sobre la boda celebrada el pasado sábado en el Casino de Madrid, cuyos invitados no llevaban mascarilla, y ha solicitado a la Policía Municipal que realice las actuaciones necesarias para comprobar el incumplimiento de las medidas frente al coronavirus.

El enlace tuvo lugar el sábado en esas instalaciones del Casino, en el centro de la capital, donde se celebraba la boda de Jaime Navarro, un exjugador de la cantera del Real Madrid, y Beatriz Ungría.

Tras la investigación abierta por Salud Pública, la Policía Municipal de Madrid investigará lo ocurrido en la celebración después de que se colgaran en la redes diversos vídeos en los que se puede ver a los asistentes sin mascarilla y sin guardar la debida distancia de seguridad.

La normativa de la Comunidad de Madrid permite celebrar bodas con un aforo del 50 %, con distancia de seguridad entre los asistentes y el uso obligatorio de la mascarilla.

En varios vídeos se ve a los novios entrando en uno de los salones donde los invitados no tienen mascarilla y algunos de los asistentes llegan incluso a abrazar a la pareja.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha lamentado que la población esté empezando “peligrosamente” a inmunizarse contra las cifras de cientos de muertes diarias y ha apelado una vez más a la “responsabilidad individual” frente a la Covid-19, en alusión a la boda que se celebró en el Casino de Madrid en los que se puede ver a los asistentes sin mascarilla y sin guardar la debida distancia de seguridad.

En declaraciones a la prensa tras presentar el IV Plan de Infancia y Juventud en Cibeles, Villacís ha mostrado su convicción de que en todas las bodas “se están controlando los aforos” pero, aunque “tú pongas todas las medidas del mundo”, tiene que haber “una parte de responsabilidad individual”. Y ha rogado que no se repitan imágenes como la de la boda del Casino, que algunos asistentes colgaron en redes sociales.