Despertando el placer de la ópera desde Secundaria

La Comunidad de Madrid premia a seis colegios e institutos en el concurso Esópera

Rehearsal ahead of opening of Teatro Real season
El Teatro Real y la Comunidad de Madrid han trabajado conjuntamente en la I edición de EsóperaJavier del Real HANDOUTEFE

En una época donde los ritmos latinos han conquistado a los adolescentes, aún queda hueco en los oídos de los jóvenes para los géneros más clásicos. Un total 82 alumnos de 17 colegios e institutos de toda la Comunidad de Madrid han participado en la primera edición del Concurso Esópera, una iniciativa que parte de la Consejería de Educación y el Teatro Real. Su objetivo, despertar en el alumnado de Educación Secundaria Obligatoria la sensibilidad artística y el gusto por la ópera y la música, así como darle a conocer la producción de una ópera por dentro.

Los centros ganadores han sido, por orden, el IES Alfredo Kraus y el colegio Corazón de María de Madrid, el colegio Lope de Vega de Alcalá de Henares, la Institución Educativa Logos de Las Rozas, el colegio Virgen del Remedio de Alcorcón y el instituto Mirasierra, de la capital.

Representantes de la Comunidad de Madrid y del Teatro Real han hecho entrega a los centros ganadores de un diploma acreditativo, un acto que no pudo celebrarse en el curso 2019/20, por la situación sanitaria provocada por el COVID-19.

Así, los participantes presentaron proyectos de todo tipo, con un gran nivel de calidad y creatividad. Entre los trabajos hay carteles, ilustraciones, presentaciones, ensayos, poemas, grabaciones en vídeo, dibujos, cuentos, cómics y juegos.

Hasta treinta alumnos de 3º y 4º de ESO y sus seis profesores tutores pudieron disfrutar de talleres y actividades artísticas de formación de nuevos públicos y de difusión de la ópera. En la primera sesión, «Acércate y mira», se les explicó la dinámica general de los cursos y se les ofreció una visita guiada a la parte técnica del edificio y a los talleres del Teatro Real. En la segunda, «Quién hace qué», disfrutaron de charlas con los protagonistas para conocer el proceso de creación técnica, artística y audiovisual. Y durante la siguiente sesión, «Vive la ópera», se les ofreció un taller de música y canto competencial y vivencial.