Cinco detenidos en Madrid por quemar un contenedor tras la concentración de Callao

La manifestación convocada en la capital supuso un fracaso gracias al control policial previo establecido

Manifestación en Madrid para pedir la absolución de Hasél
Manifestación en Madrid para pedir la absolución de Hasél FOTO: Gonzalo Pérez Mata

Esta noche han sido detenidos cinco individuos en la calle Trujillos de Madrid, después de la concentración de Callao, por desórdenes públicos, acusados de quemar contenedores en ese punto, según han informado a LA RAZÓN fuentes policiales.

Las manifestaciones para pedir la libertad de Pablo Hasel se sucedieron en diferentes zonas de la geografía española. Durante todo el día centenares de personas se concentrar0n, en la mayoría de los casos de forma pacífica. En Barcelona continuaron los desórdenes de días anteriores.

Ante la posibilidad de que se produjeran disturbios a causa de la protesta, que no estaba autorizada por la Delegación del Gobierno en Madrid, el Ayuntamiento de la capital puso en marcha algunas medidas para reforzar a la Policía Nacional. De esta forma, la Policía Municipal Policía Municipal desplegó tanto de las Unidades Centrales de Seguridad (UCES) como las dos Unidades Integrales de Distrito (UID) de Centro y estarán en la zona.

La concentración de centenares de personas que se ha producido este sábado en la Plaza de Callao, en Madrid, para pedir la libertad del rapero encarcelado Pablo Hasel, ha finalizado aparentemente sin incidentes tras dos horas.Los manifestantes han aparecido en la céntrica plaza de la capital en torno a las 19.00 horas de este sábado, momento en el que habían sido convocados por el Movimiento Antirrepresivo de Madrid para protestar por el encarcelamiento de Pablo Hasel.

Tras esta convocatoria y los incidentes de los días pasados, se ha producido una gran presencia policial en las inmediaciones de la Plaza de Callao, donde también un helicóptero de la Policía Nacional ha estado sobrevolando.

Bajo la pancarta “libertad Pablo Hasel” los manifestantes han protestado por la encarcelación del rapero, de manera pacífica, llegando incluso la concentración a desarrollarse bajo un ambiente reivindicativo en el que se han podido ver a algunos manifestantes cantando y bailando.

Quinto día de protestas en Cataluña

Activistas han empezado a saquear tiendas en Barcelona este sábado durante la quinta noche de movilizaciones por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

Poco antes de las 20.30 destacan los saqueos a una tienda Nike y a una de Diesel, en el paseo de Gràcia, entre la plaza Cataluña y la calle Diputación.

También han empezado a quemar algunos contenedores, en el paseo de Gràcia y en la calle Pau Claris, pese a la retirada preventiva de contenedores antes de la noche.

Los Mossos d’Esquadra dispersan a los activistas de cada lugar, por lo que los grupos violentos retroceden, mientras los Bomberos empiezan a sofocar los fuegos.

A través de las redes sociales, la Plataforma Libertad Pablo Hasel ha convocado manifestaciones en Barcelona, Lleida, Mataró, Sabadell, Lleida, Girona, Reus Tarragona, entre otras localidades, aunque también grupos de la izquierda independentista se han sumado a las convocatorias.

En Barcelona, ha habido convocatorias en algunos barrios para confluir en la plaza Universitat, adonde también se han desplazado personas desde ciudades vecinas como Esplugues de Llobregat, Badalona o Santa Coloma de Gramenet.

La confluencia de diversos grupos ha obligado a la Guardia Urbana a cortar algunas calles, como la Gran Vía o la avenida Meridiana, hasta que los manifestantes iban llegando a la plaza Universitat, donde, al igual que días atrás, el acto ha comenzado con actuaciones de raperos.

Cuando numerosas personas se habían concentrado ya en la plaza Universitat, los Mossos han pedido que se cerraran los accesos al metro en esta zona.

Además, el Ayuntamiento de Barcelona ha retirado los contenedores de basuras en algunas calles del centro para evitar que sean utilizados de nuevo como barricadas por los manifestantes, que en muchos casos les prenden fuego.

Muchos comercios de la zona han optado por tapiar sus puertas y escaparates para protegerlos de los saqueos.

Tarragona

En Tarragona la manifestación ha comenzado a las seis de la tarde en la plaza de la Font, y ha reunido a unas cien personas en un ambiente reivindicativo y festivo, convocadas por la izquierda independentista bajo el lema “La solidaridad, nuestra mejor arma”, en un acto que ha contado con las actuaciones de los grupos Akila y Fetitxe 13.

La plaza Mercadal ha sido el punto elegido en Reus también por la izquierda independentista, mientras en Lleida el punto de encuentro es la plaza Ricard Vinyes, donde en un ambiente festivo se reclama la libertad del rapero.

200 manifestantes en Córdoba

Unas 200 personas, según los organizadores, han participado al mediodía este sábado en Córdoba en la concentración convocada por Colectivo Solidarios, una acción en la que los participantes han clamado de forma pacífica por la “libertad de expresión” y la salida de prisión del rapero Pablo Hasel.

Según han informado fuentes del colectivo a Europa Press, ha habido unas 200 personas en el templete del Bulevar del Gran Capitán, “si acaso algunos más”, y han lamentado que “la prensa en estas cosas siempre tiran a la baja, barriendo para casa del enemigo”.

Han señalado que la concentración ha consistido en explicar las sentencias contra Pablo Hasel, que suman alrededor de 15 años de prisión “en aplicación de la legislación mordaza”, y han reseñado que reivindican la “libertad de expresión” porque lo ocurrido “no afecta solo a Hasel, sino que ya hay procesadas más personas que en turquiía del campo del arte, de la literatura, etcétera”.

Concentración en Málaga

Alrededor de 150 personas se han manifestado este sábado en Málaga para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel, en una concentración en la que se han producido algunos momentos de tensión pero se ha desarrollado finalmente sin incidentes.
En la protesta, que ha comenzado al mediodía en la plaza de la Constitución de la capital malagueña, se han podido leer pancartas como “Pablo Hasel libertad, fuera la justicia franquista”, “solidaridad desde Málaga con los antifascistas detenidos. Muerte al estado fascista” y “rapear no es delito”.
En un primer momento, la concentración ha sido dirigida por dos mujeres, y se ha desarrollado de forma pacífica, con los asistentes, además de periodistas y curiosos, respetando en mayor medida la distancia de seguridad.
Se han escuchado gritos como “resistencia” y otros dirigidos a la Casa Real española como “Juan Carlos I, de Franco es heredero” y “que el próximo desahucio sea en Zarzuela”.
Las arengas han continuado, esta vez dirigidas hacia el cuerpo policial, con gritos como “basta ya de abuso policial” y “la policía, tortura y asesina”, iniciado este último por un grupo de una decena de hombres con estética radical, y que ha sido secundado por la mayoría de asistentes a la protesta.
Además, han pedido la libertad de los presos políticos y del activista Fran Molero y, acto seguido, han bajado por la calle Larios hasta llegar a la plaza de La Marina, donde se ha disuelto la protesta.
En el trayecto se han vivido algunos momentos de tensión, con amago de enfrentamientos entre los manifestantes y un joven que, al parecer, les ha increpado y que posteriormente se ha marchado para evitar la confrontación.

Logroño

Alrededor de un centenar de personas han secundado la concentración convocada por el Bloque Antifascista de Logroño, a través de las redes sociales, para pedir la libertad del rapero.

La cita estaba programada para las 12,00 horas de este sábado, frente a la Delegación del Gobierno de La Rioja, en el Espolón logroñés. Tras unas pancartas en las que se podía leer ‘Libertad Pablo Hasel. Abajo todos los muros’ y ‘Antifascismo no es delito’, los asistentes han mostrado en todo momento una actitud pacífica y la convocatoria ha transcurrido sin incidentes.

Todo ello se ha producido, además, con una extrema vigilancia de agentes policiales, tanto en la zona del Espolón como en las calles aleñadas.

Durante la concentración, uno de los portavoces ha asegurado que estar hoy aquí “es un acto de necesidad” y ha exigido “la inmediata puesta en libertad de Pablo Hasel”. Además, también ha pedido que “se retiren los cargos en su contra” así como “la derogación de la Ley Mordaza, del delito del injurias a la corona y una revisión del delito de enaltecimiento del terrorismo”.

Detención

Pablo Hasel fue detenido el pasado día 16 en el rectorado de la Universitat de Lleida, donde se había parapetado junto a un grupo de seguidores e ingresó en la prisión de Ponent en Lleida, condenado a 9 meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

Además de la sentencia que ha motivado su ingreso en prisión, Hasel acumula otras condenas: la primera, de dos años, por enaltecer en sus canciones el terrorismo de ETA, los Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda, de 2014, aunque la Audiencia Nacional decidió en 2019 dejarla en suspenso.

El rapero suma dos condenas más firmes dictadas en 2018 por allanamiento de local y resistencia y desobediencia a la autoridad y otra pendiente de recurso por agredir a un cámara de TV3.

Durante su estancia en prisión, la Audiencia de Lleida ha confirmado otra condena de dos años y medio por amenazar a un testigo en un juicio contra un guardia urbano de Lleida.