8-M: tercer año sin declaración conjunta en el Ayuntamiento

PP y Cs presentaron su proposición, mientras que Más Madrid y PSOE lo hicieron por separado

Día Internacional de la Mujer el año pasado, en una manifestación por el centro de Madrid
Día Internacional de la Mujer el año pasado, en una manifestación por el centro de MadridLuis DíazLa Razón

Dos proposiciones distintas, una a la derecha, otra a la izquierda, y resultado previsible: el Ayuntamiento de Madrid, por tercer año consecutivo, no tendrá una declaración conjunta en lo que concierne al 8 de marzo, día de la mujer.

Así, el Gobierno de PP y Ciudadanos presentó una proposición que, previamente, habían trasladado a los grupos de la oposición. De la misma solo salieron adelante dos puntos, con el voto favorable de Vox: el primero, “celebrar la vida y memoria de tantas mujeres que han hecho posible que nuestra actual sociedad sea una sociedad más justa e inclusiva entre mujeres y hombres”; el segundo, “profundizar el impulso de medidas para la conciliación, entre ellas, la corresponsabilidad, como oportunidad de equilibrio para la vida y laboral y familia.

Según el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, la declaración institucional “nació muerta porque ustedes, los distintos grupos de la oposición, la mataron”. Así, Aniorte aseguró que dos semanas después de mandar la propuesta a los grupos no hubo respuesta. Después, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, censuró que Más Madrid y PSOE “no hacen feminismo, hacen política”, y se refirió a ambos partidos como “la entidad certificadora del feminismo auténtico”.

Por su parte, la proposición de Más Madrid y PSOE reclamaba la restitución de la Dirección General de Conciliación y Cooperación Institucional para la Igualdad de Oportunidades (refundida con otra dirección general) e impulsar la ordenanza para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. Además, pidieron “que el Ayuntamiento instale una placa de reconocimiento al papel que las mujeres han jugado durante la gestión de la pandemia, tanto en el ámbito privado como en el público, con especial mención al trabajo desarrollado por las empleadas de hogar y cuidados por haber sido esenciales durante este año a pesar de haber sido invisibilizadas durante toda la crisis”.

Carolina Pulido, de Más Madrid, defendió la propuesta, ya que no puede producirse “ni un recorte en igualdad porque nos va la vida en ello”. También añadió que los avances conseguidos en el pasado “se pueden convertir en retrocesos si no actuamos pronto, porque los datos son demoledores”.

Ignacio Benito, del Grupo Municipal Socialista, defendió la oposición de su grupo, pues no quieren figurar “junto a quienes gobiernan condicionados por un partido negacionista” (en referencia a Vox) y ha dicho al Gobierno que “su iniciativa es igual a nada” y solo esconde “buenas palabras” que “no son creíbles”.

En cuanto a Vox, Arantxa Cabello reprochó a PSOE y Más Madrid que el 8M del año pasado, celebrado en Madrid cuando los contagios por coronavirus comenzaban a dispararse, “va a quedar como uno de los hitos más negros de nuestra historia”, pues “fueron convocadas miles de mujeres a encontrarse con la muerte”.

Minuto de silencio

Posteriormente, Vox presentó una moción interesando que, al comienzo de los Plenos del Ayuntamiento de Madrid, así como en los Plenos de los Distritos, cada vez que se haya producido un asesinato en el entorno familiar o doméstico, “que afecte a hombres, mujeres, personas mayores o niños, en el ámbito regional de Madrid”, se guarde un minuto de silencio con el fin de dar visibilidad a todas esas víctimas “sin discriminación por su sexo o edad”. PP y Cs se abstuvieron, mientras que los grupos de la izquierda votaron en contra.