Agua para los «cimientos» de Madrid Nuevo Norte

La Comunidad pone en marcha un plan hidráulico para esta zona que implica actuar sobre seis infraestructuras de Canal

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del Gobierno regional, Paloma Martín
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del Gobierno regional, Paloma MartínMarta Fernández Jara Europa Press

Madrid Nuevo Norte está ya en marcha. Y eso implica un proyecto hidráulico para la que está considerada la mayor intervención de regeneración urbana de Europa de la próxima década. Ayer, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado los planes diseñados por Canal de Isabel II y Distrito Castellana Norte para esta zona de Madrid, los «cimientos» para que se pueda garantizar el abastecimiento de este desarrollo urbano de la capital.

Esto supone la renovación de más de 12 kilómetros de instalaciones hidráulicas y que se instale una arteria de 5 kilómetros que atravesará Madrid Nuevo Norte y que garantizará el suministro en las nuevas infraestructuras. Además, se construirá un tanque de tormentas que almacene el agua de lluvia y regule su paso a las depuradoras para evitar la contaminación de las aguas, según ha explicado la Comunidad de Madrid en un acto en el que ha estado acompañada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida en el que ambos han visitado el depósito del Olivar de Canal de Isabel II, una de las infraestructuras del sistema de abastecimiento de agua que se verá afectada durante la puesta en marcha de Madrid Nuevo Norte. El depósito presta servicio al barrio de Salamanca, pero será demolido y se construirá uno nuevo en Valdelatas. Durante su visita, la presidenta también ha estado acompañada de la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, y del presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Álvaro Aresti.

Para garantizar el suministro de agua, se va a actuar en seis infraestructuras estratégicas de la empresa pública madrileña. Se trata del Canal del Atazar, el Canal Alto, el Canal de Santillana, el depósito del Olivar, el depósito de Valdelatas y la elevadora de Plaza de Castilla. En total se desplazarán cerca de 12 kilómetros de conducciones con una inversión estimada de 80 millones de euros.

Se calcula que los futuros residentes tendrán una demanda de agua de 25.000 metros cúbicos diarios. Por ello, se instalará una arteria de 800 milímetros de diámetro y 5 kilómetros de longitud que atravesará longitudinalmente el desarrollo urbanístico y de la que saldrán las tuberías que llegarán hasta los hogares y las oficinas de esta zona.

Las seis infraestructuras estratégicas de abastecimiento de Canal de Isabel II, que forman parte del sistema que transporta y almacena el agua desde la sierra de Madrid a sus municipios, y que se encuentran dentro del ámbito de MNN y que deberán ser retranqueadas (es decir, desplazadas serán) son: Canal del Atazar, Canal Alto, Canal de Santillana, Depósito del Olivar y depósito de Valdelatas (1915) y la Elevadora de Plaza de Castilla (1952- reforma 1983). También será necesario ampliar la capacidad de transporte de agua del Canal de Santillana.