Trece detenidos por abusar de una menor en el Parque del Oeste en Madrid

Entre los nueve mayores de edad hay seis marroquíes, un dominicano y dos españoles. De los cuatro menores, hay dos marroquíes, un venezolano y un español

El Ayuntamiento velará por la conservación del Templo de Debod pero no lo devolverá a Egipto
Templo de Debod del antiguo Egipto en el Parque del Oeste junto al Paseo del Pintor Rosales, en Madrid FOTO: Eduardo Parra Europa Press

La Policía Nacional ha detenido a trece jóvenes, entre ellos cuatro menores de edad, sospechosos de haber abusado sexualmente de una menor de 16 años el pasado sábado en el Parque del Oeste de Madrid, según han informado este lunes fuentes policiales.

El suceso ocurrió el 3 de abril a las 22.30 horas, cuando la joven estaba en el parque bailando en un banco acompañada de dos amigos.

En ese momento apareció un grupo de dieciocho jóvenes que la rodearon y la realizaron tocamientos en diversas partes del cuerpo.

Mientras unos abusaban de ella, otro chico aprovechó para robar el teléfono que llevaba en el interior del bolso.

Dos amigos de la víctima consiguieron sacarla del grupo y llamaron a la Policía Nacional.

Los agentes localizaron en las inmediaciones a buena parte del grupo y practicaron un total de trece detenciones.

Entre los nueve mayores de edad hay seis marroquíes, un dominicano y dos españoles. De los cuatro menores, hay dos marroquíes, un venezolano y un español.

La investigación, de la que se encarga la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM), sigue abierta para localizar e identificar al resto de integrantes el grupo.

A todos los arrestados se les acusa de un delito de presunto abuso sexual.

Otras fuentes hablan de 17 jóvenes, entre los que estaban esos cuatro menores de edad, que manosearon a la chica por las piernas, las nalgas y el pecho mientras esta se quedó totalmente “bloqueada”, como indican los agentes que han realizado el atestado policial. La joven se encogió y se quedó agazapada mientras el grupo seguía sobándola, en lo que supone un claro delito de abuso sexual, como han indicado los funcionarios que han firmado el informe. Al final, los dos amigos de la joven lograron sacarla de ese círculo de abusos.