¿Por qué la prensa italiana habla del “milagro” de Madrid?

“Corriere della Serra” analiza por qué la Comunidad, más permisiva que Lombardía en el cierre de comercios, presenta mejores cifras relativas al coronavirus

Artículo publicado en "Corriere della Sera"
Artículo publicado en "Corriere della Sera"La Razón

Esta semana, el Corriere della Sera publicaba un artículo de significativo título: “El Milagro de Madrid: no cierra, pero tiene menos víctimas que Milán”. En el texto, se hace referencia a que “Milán y Madrid son las áreas más afectadas por Covid en sus respectivos países”. Sin embargo, Madrid, “abierto”, sufre menos que la región de Lombardía, “cerrada”, tanto en términos sanitarios como económicos.

Dentro de una “comparación sensata”, el rotativo señala que, a 1 de octubre, Lombardía presentaba 107 nuevos positivos y cinco muertos diarios, “frente a los 952 contagios y 50 fallecidos de Madrid”. “Según la lógica de los cierres, quien debería haber entrado en aislamiento debió ser la Comunidad española. En cambio, del 1 de octubre de 2020 al 30 de marzo de 2021, las políticas para combatir la pandemia se extendieron: Madrid fue permisivo, con cierres limitados a barrios individuales, y Milán permaneció encerrada”, afirma el periódico. Sin embargo, “la epidemia ha afectado más a las metrópolis prudentes”.

Así, el artículo destaca que, entre octubre y marzo, Milán tuvo una media de 6.200 positivos por cada 100.000 habitantes; Madrid algunos menos: 5.800″. Además, en lo que respecta a los decesos, en ese mismo periodo, en Lombardía se produjeron 136 por cada 100 mil habitantes, mientras que en Madrid fueron 98.

Esa permisividad para los comercios también ha marcado una diferencia. “Lombardía, más cerrada que el resto de Italia, perdió el 9,8% de su PIB, frente a una media nacional de 8,9. Madrid, en cambio, también más abierta que el resto de España, aguantó un poco mejor, perdiendo el 10,3% del PIB frente al 11% a nivel nacional”.

“Il Corriere” señala algunas diferencias que explicarían la comparación. Una de ellas es la edad. El 28% de los habitantes de Lombardía son mayores de 60 años y el 17% mayores de 70. Mientras, que Madrid es ligeramente más joven, con un 26,8% mayor de 60 años y el 16,3% mayor de 70.

En todo caso, recuerdan que, en febrero, en la revista científica “The Lancet”, un grupo de expertos presentó tres factores clave que habrían contribuido al “esfuerzo titánico de Madrid por controlar la segunda ola”: la extensión de las pruebas rápidas (a cualquier persona y en cualquier momento; el recuento del virus en las aguas residuales para identificar y aislar barrios antes del brote de la infección; y el hecho de que el acceso a las pruebas y el conocimiento de la tasa de contagio en cada vecindario “han aumentado el nivel de responsabilidad de los ciudadanos”.