Así será la campaña electoral madrileña: «Low cost», digital y callejera

Plazas y parques se convierten en el ágora de la política local para pedir el voto

Campaña electoral de Monica Garcia de MAS MADRID  en bicicletada por Madrid
Campaña electoral de Monica Garcia de MAS MADRID en bicicletada por MadridB THEVENINB THEVENIN

Madrid se adentra en una campaña electoral diferente a cualquier otra realizada hasta ahora marcada por la pandemia en la que se tira de tecnología, de comunicación digital, de redes sociales y de actos callejeros o concentraciones limitadas para tratar de llegar a un electorado que ya no se encuentra en grandes mítines.

Esta es, ante todo, una campaña «low cost». Y es que en esa carrera para ocupar la presidencia de la Comunidad de Madrid en los próximos dos años, los partidos de la izquierda se han financiado con microcréditos y donaciones, pero ya no cuentan con grandes gastos como el que podría suponer el alquiler de un espacio como el Wizink Center para un mitin fin de campaña, por poner un ejemplo.

Los candidatos se lanzan a la conquista del voto en plazas y parques, en encuentros con aforo limitado y en visitas a pie de calle de todo tipo de colectivos a los que se trata de hacer llegar propuestas electorales.

El PP, más en la calle

En el PP tienen claro que los grandes mítines como los que hemos conocido se han acabado y ahora «la gente no viene a vernos a grandes recintos; son nuestros candidatos los que van a ver a la gente: estamos más en la calle, se evitan los interiores y se incrementan los recorridos de los candidatos», aseguran fuentes populares.

Tanta importancia tiene ahora llegar al electorado a pie de calle que muchos de los actos y recorridos que se organizan se hacen teniendo en cuenta la meteorología para evitar la lluvia y llegar al mayor número posible de personas.

De cara a la campaña, lo populares seguirán organizando actos, pero mucho más reducidos. «Se van a medir las distancias entre las sillas, se controlará que todo el mundo lleve las mascarillas, que haya gel hidroalcohólico y se incrementará el número de mesas informativas y carpas en la calle».

Mientras, se aumentará el número de reuniones con la sociedad civil para conocer sus inquietudes de primera mano y dar a conocer el programa electoral.

Es un planteamiento parecido al de Más Madrid, aunque se encuentre en el ala izquierda de la política madrileña. Ha diseñado cinco tipos de actos adaptados a la situación. Así, el partido fundado por Íñigo Errejón prevé celebrar encuentros con la sociedad civil para escuchar sus demandas y presentarles propuestas, como los que ya ha mantenido con el sector cultural o asociaciones de profesionales de salud mental y familiares de usuarios.

Los actos que realicen por las tardes se harán por streaming y apuesta por potenciar la movilidad sostenible y hacer campaña al aire libre con bicicletadas para divulgar la marca y los lemas del partido.

La candidata de Más Madrid, Mónica García, intensificará su presencia en los barrios en lugares abiertos en plazas o lugares emblemáticos donde los vecinos podrán acercarse a hablar con ella. Es lo que el partido ha bautizado con el nombre «Recorriendo Madrid».

El partido tiene previsto celebrar cinco grandes actos en los que se combinará los formatos online con la presencialidad respetando las medidas de seguridad y con más encuentros al aire libre.

«Queremos evitar aglomeraciones para prevenir contagios y, de hecho, no hemos comunicado el lugar exacto del acto de arranque de campaña en Vallecas. Los asistentes previamente se inscriben y, después, se informa dónde se celebrará porque es un acto cerrado con 200 personas como máximo», aseguran fuentes de la formación. Asimismo contará con un protocolo para todos los actos en los que recordará la necesidad de mantener la distancia en las colas de entrada, habrá marcas en el suelo que indique donde se debe esperar y las entradas a los actos serán escalonadas. Se prohíbe fumar (aunque el acto sea al aire libre) y abrazarse.

Podemos: sin autobús

Otros partidos como Podemos ha organizado una precampaña que ha tratado de evitar concentraciones de periodistas y de simpatizantes. Los medios de comunicación pueden acceder a los actos previa acreditación, aunque se ofrece señal en directo. Es lo que algunos partidos han calificado una campaña «enlatada».

En estas circunstancias, los responsables de comunicación tanto de Unidas Podemos como del resto de partidos se ven obligados a facilitar más que nunca material audiovisual, gráfico e información a los medios de comunicación para evitar concentraciones.

El autobús de campaña que seguía al candidato ha desaparecido porque los actos de Iglesias se pueden seguir en Streaming. La formación morada básicamente ha realizado actos de calle y reuniones de aforo limitado con asociaciones vecinales o trabajadores de distintos sectores.

De cara a la campaña no parece que las cosas vayan a cambiar demasiado. «No podemos hacer grandes actos y, aunque siempre está bien sentir el calor de la gente, lo importante ahora es garantizar la seguridad», dice una portavoz de la formación morada.

Desde Cs también se piensa en una campaña con «actos al aire libre, mucha calle, siempre con mascarilla en todos los actos y la atención a medios se hará con pértiga o con pie de micro y rack de prensa», asegura una portavoz. «Queremos muchos actos en el exterior, que la gente conozca qué ha hecho Cs en el Gobierno de la Comunidad de Madrid, cómo es gestionar la recuperación económica y no caer en picado durante la Covid», añaden las mismas fuentes.

En masa a ver a Vox

Vox se plantea una campaña en la que los escenarios para contar su programa electoral se hará en plazas y parques de la capital o de municipios de la Comunidad. «El motivo principal de no hacerlo en lugares cerrados es porque los vecinos de los barrios están acudiendo en masa a escuchar a Rocío Monasterio y a Santiago Abascal y nos resulta imposible hacerlo en salas cerradas porque somos el partido con mayor capacidad de movilización», aseguran fuentes de la formación que lidera Rocío Monasterio.