Las cuatro claves del debate electoral de Madrid: de la pandemia a los pactos

Los seis candidatos medirán sus ataques a sus posibles socios y buscarán atraer a los indecisos en el combate con el adversario político

El candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid por Ciudadanos, Edmundo Bal, acompañado por el director general de Telemadrid, José Pablo López, a su llegada al debate.
El candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid por Ciudadanos, Edmundo Bal, acompañado por el director general de Telemadrid, José Pablo López, a su llegada al debate.Juanjo MartínEFE

En la noche de este miércoles, Telemadrid acoge el único debate que reunirá a los seis candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Tendrá cinco bloques: pandemiareto sanitario, las políticas sociales, la reactivación económica en la región y la política de pactos que desplegará cada formación. Cerrará con el ya habitual minuto de oro. Éstas son sus cinco claves

1. La gestión de la emergencia sanitaria

La pandemia lo ha condicionado todo durante el último año. Lo hará con las elecciones y también con el debate de esta noche. Isabel Díaz Ayuso presumirá del balance de su gestión, mediante la confrontación del modelo aplicado por Madrid en la lucha contra el virus frente al utilizado por Moncloa. Aquí tendrá enfrente a los tres candidatos de la izquierda. Especialmente a Mónica García, candidata de Más Madrid, médico del Doce de Octubre.

2.- Con tono bronco

El perfil de los candidatos no augura un debate tranquilo. La configuración de esta cita electoral como un referéndum en torno a la figura de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, hace probable que los tres grupos de la izquierda –PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos– busquen el choque con ella como vía para capitalizar al electorado que rechaza la gestión del Gobierno regional. Los ataques cruzados en los días previos anticipa los choques.

3.- Choques inter bloques

Hay una evidencia: es muy difícil que un votante de Ayuso pase a apoyar a alguna de las tres opciones de izquierdas, o que un simpatizante de Monasterio cambie de sensibilidad durante el debate para apoyar a Iglesias o a Garcia, está claro que que lo está en juego en este formato es la decisión de los indecisos en el interior de los bloques. Pero los ataques entre los distintos candidatos de la izquierda y entre los candidatos de la derecha deberán ser medidos.

4.- Posibles socios

Monasterio buscará que la candidata popular aclare con quién tiene pensado pactar en el caso de que no llegué a la mayoría absoluta. Iglesias y García insistirán en la importancia de potenciar el bloque con el fin de armar una alternativa a un escenario de Ayuso y Monasterio en el Gobierno de Sol. Todas las miradas se dirigirán hacia Bal y Gabilondo. El primero tendrá que resolver si el PP sigue siendo su socio preferente. El segundo, si, tras los avisos de Moncloa, ha levantado el veto a Iglesias como compañero de gabinete.