El 4-M de Ángel Garrido: Madrid necesita lo que tenía

Teníamos un Gobierno de coalición que funcionaba y que, gracias a él, la Comunidad de Madrid ha afrontado, con mejor nota que el resto, una pandemia que todavía asola el planeta.

A partir del 4 de mayo, Madrid afronta dos años de una nueva legislatura, que en realidad serán la continuación de una que nunca debería haber concluido de forma tan abrupta como innecesaria.

Desgraciadamente, los enormes retos que tiene por delante la Comunidad de Madrid no permiten perder el tiempo en lamentos ni en otra cosa que no sea pensar en soluciones a esos retos.

Cuando me preguntan qué creo yo que necesita Madrid a partir del 4 de mayo, respondo que Madrid necesita lo que tenía.

Nuestra Comunidad ha tenido estos dos últimos años un Gobierno de coalición de Ciudadanos y Partido Popular con un reparto de responsabilidades equilibrado y en donde todas las Consejerías, independientemente del partido que la dirigiera, han brillado a gran altura.

Creo que nadie discute que la Sanidad, dirigida por el PP, ha funcionado extraordinariamente bien ante la pandemia, como tampoco nadie pondrá en cuestión que la Economía -a cargo de Ciudadanos-, en una situación de crisis, ha sabido dar una repuesta a empresarios, autónomos y trabajadores como en ninguna otra Comunidad Autónoma. Ejercicios similares podríamos hacer con el Medio Ambiente, el Transporte, la Cultura o la Justicia, por citar algunos ejemplos.

Teníamos un Gobierno de coalición que funcionaba y que, gracias a él, la Comunidad de Madrid ha afrontado, con mejor nota que el resto, una pandemia que todavía asola el planeta.

Teníamos un Gobierno de coalición que obligaba al acuerdo entre dos fuerzas con muchas cosas importantes en común y con otras en las que la diferencia obligaba al entendimiento y a encontrar un punto de equilibrio, lo que siempre es bueno para los ciudadanos.

Así que sí, Madrid necesita exactamente lo que tenía, un gobierno de coalición de Ciudadanos y Partido Popular que evite los radicalismos y populismos que acechan la política madrileña y que sólo traerían una región menos próspera y dividida en bandos que nunca han existido.

Necesitamos un Madrid centrado y, para conseguirlo, necesitamos que Edmundo Bal, el candidato de Ciudadanos, forme parte de ese Gobierno, porque se necesitan personas formadas, honestas y moderadas para que Madrid siga avanzando como hasta ahora.