El Ayuntamiento de Madrid abre la caza de las cotorras argentinas

La población de estos pájaros ha aumentado un 85 % desde el año 2015, desplazando a otras aves autóctonas como los gorriones

Un grupo de cotorras argentinas toman el sol en un parque de Madrid
Un grupo de cotorras argentinas toman el sol en un parque de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha esta semana el plan integral especial para controlar la población de cotorra argentina y de Kramer en la ciudad con un conjunto de actuaciones que se van a desarrollar durante los próximos dos años. El objeto del servicio es gestionar, reducir y controlar la población de estas dos especies de aves exóticas invasoras por el riesgo que entrañan: son vectores transmisores de enfermedades y generan problemas para la biodiversidad. Además, sus nidos suponen un grave peligro para los ciudadanos en caso de desprendimiento, ya que algunas de las nidificaciones de la cotorra argentina llegan a alcanzar hasta los 200 kilos de peso.

Madrid es el territorio donde se encuentra la mayor concentración de cotorras de toda España. Según se desprende del último censo elaborado por la Sociedad Española de Ornitología (SEO) Birdlife en 2019, hay aproximadamente 13.000 ejemplares. Este dato ya reflejaba un aumento incontrolado de la población, pues en 2015 se contabilizaban un máximo de 7.000 cotorras, con lo que en cuatro años su presencia se ha incrementado un 85 %. Si se toma como referencia el año 2005, cuando se cifraba en 1.700 el número de ejemplares, el aumento representa el 665 %. La cotorra de Kramer alcanza en la actualidad los 770 ejemplares.

Diversa documentación científica avala la necesidad de una actuación rápida para controlar la expansión de estas aves por los riesgos que suponen para el ecosistema y la seguridad de las personas. Estas problemáticas, unidas a las elevadas quejas de vecinos que sufren las molestias ocasionadas por su comportamiento gregario, llevaron al Ayuntamiento de Madrid, amparado en el Real Decreto 630 de 2013 del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, a poner en marcha un estudio en 2019 destinado a cuantificar el número de ejemplares, analizar los potenciales efectos de estas especies y exponer las medidas más adecuadas para la prevención y corrección del riesgo.

Fruto de este estudio nace el plan integral que ahora se inicia y que establece un calendario de actuaciones que se van a centrar en actualizar el inventario de los nidos existentes en todo el municipio partiendo del último censo de SEO Birdlife, el control de las puestas, la esterilización de sus huevos, la captura de los ejemplares mediante diferentes métodos, la retirada de los nidos, el estudio sanitario de la población capturada (control biológico y veterinario) y su gestión veterinaria, garantizando en todas las fases el mínimo sufrimiento para la especie.

Aumento del 136 % en el número de quejas vecinales

El crecimiento del número de ejemplares de cotorras en la ciudad hace aumentar también el número de quejas vecinales al respecto. Desde el 1 de enero de 2018 hasta finales de marzo de este año se han registrado 1.139 reclamaciones de ciudadanos relacionadas con molestias acústicas o presencia de grandes nidos de estas aves. El mayor número se contabilizó en 2020, llegando a sumar 491 frente a las 374 de 2019 o las 208 de 2018 (66 en lo que llevamos de 2021). Esto supone un crecimiento de las quejas del 136 % de 2018 a 2020. Latina (172 reclamaciones), Usera (152) y Carabanchel (136) representan los distritos con mayor número hasta la fecha.

En el censo realizado en 2019 se localizaron 4.408 nidos en Madrid y su población se estimaba en un máximo de 12.975 ejemplares, lo que suponía casi un 50 % de la población nacional de cotorras.