Quemados con las “cocinas fantasma” en Madrid

Almeida ha avanzado los cambios normativos en los que trabaja el Consistorio para minimizar el impacto de esta actividad industrial

Los vecinos y asociaciones del CEIP Miguel de Unamuno protestan con una pancarta donde se puede leer "Entorno saludable" por la instalación de 4 chimeneas de unas cocinas industriales frente al patio del colegio
Los vecinos y asociaciones del CEIP Miguel de Unamuno protestan con una pancarta donde se puede leer "Entorno saludable" por la instalación de 4 chimeneas de unas cocinas industriales frente al patio del colegioA. Pérez Meca Europa Press

No pueden más. Representantes de las comunidades de vecinos afectadas por las llamadas “cocinas fantasma” en la capital pedirán amparo este martes ante el Defensor del Pueblo ante lo que califican de “inacción de las administraciones frente un problema que, de no abordarse con el rigor y premura que requiere, puede crecer en la ciudad hasta hacerse incontrolable”.

Lo harán después de presentar, el pasado 29 de abril, una denuncia contra ocho de estos proyectos empresariales en el Ayuntamiento de Madrid, y tras la multitudinaria manifestación por el cierre de las cocinas fantasma de la calle Alejandro Ferrant, en Arganzuela, que tuvo lugar el 8 de mayo.

Responsables de la FRAVM y de la Plataforma Vecinal de Afectados por las Cocinas Fantasma se darán cita este martes a las 10.15 horas ante las oficinas del Registro del Defensor del Pueblo para hacer entrega de su escrito. A esa misma hora, antes de ingresar en el edificio, atenderán a los medios de comunicación en el número 42 de la calle de Zurbano de Madrid.

En el acto participarán vecinos afectados por negocios de este tipo ubicados en los distritos de Tetuán, Chamartín y Arganzuela.

Ayer mismo, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, visitó el colegio Miguel de Unamuno, en el distrito de Arganzuela, después de que un grupo de vecinos protagonizara una protesta por la presencia de una ‘cocina fantasma’ junto al centro docente durante el acto de inauguración de una calle.

Con pancartas contra la proliferación de ‘cocinas fantasma’, dedicadas exclusivamente a la producción de comida para su reparto a domicilio y que han provocado quejas de vecinos por el ruido, los olores y el ajetreo de los repartidores, el grupo ha acudido a un acto oficial que tenía el alcalde para inaugurar la calle que rinde homenaje al que fuera presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez.

Una vez terminado el acto, varios miembros del grupo se han acercado al alcalde y, tras explicar su opinión sobre las cocinas industriales, le han invitado a visitar el colegio para comprobar la distancia que hay entre las chimeneas de unas cocinas y el colegio.

El regidor ha decidido sobre la marcha retrasar su agenda y aceptar la invitación para visitar el centro.

Durante la visita, Martínez-Almeida ha comentado los cambios normativos en los que trabaja el Consistorio para minimizar el impacto de esta actividad industrial, según fuentes municipales.

“No todo vale, cocinas ilegales”, coreaba un grupo de vecinos cuando ha salido el alcalde del colegio.

Entre las medidas en las que trabaja el Consistorio para minimizar el impacto de estas cocinas industriales en sus entornos se encuentra la exigencia de que la carga y descarga de materias primas, y la logística relacionada con el reparto de la comida a domicilio, se lleve a cabo dentro de los propios locales, según explicó hace un mes el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes.