Acepta seis meses de cárcel por gritar en el Metro de Madrid a una mujer con yihab: “¡Bájate del vagón mora de mierda!”

El acusado ha mostrado su disconformidad por estar en la Sala, hasta el punto de afirmar, cuando se le preguntó si se declaraba autor de los hechos: “¿No, pero para acabar antes sí”

Imagen del Metro de Madrid
Imagen del Metro de MadridMetro de Madrid

El acusado de insultar a una mujer con yihab en el Metro de Madrid ha reconocido los hechos y ha aceptado una pena de seis meses de cárcel frente a los doce que pedía la Fiscalía por un delito de odio.

La Audiencia Provincial ha celebrado esta mañana el juicio contra J. M. D. N., acusado de insultar y humillar a una mujer de aspecto árabe que viajaba en el metro de Madrid el 6 de septiembre de 2017 y atentar así contra la dignidad de la persona y del colectivo donde se integra, según ha considerado el Ministerio Fiscal.

Durante la sesión el acusado no ha perdido ocasión de mostrar su aburrimiento y su disconformidad por estar en la Sala.

Ambas partes han llegado a un acuerdo de conformidad en el que el fiscal ha rebajado la pena de prisión de doce a seis meses, así como de una multa inicial de 2.700 euros a 900.

J.M.D.N. no va a tener que cumplir la pena privativa de libertad, a no ser que vuelva a delinquir en los próximos tres años, según ha especificado la Sala.

Tras esto, el tribunal ha preguntado al acusado si se declaraba autor de los hechos narrados, a lo que ha contestado: “¿No, pero para acabar antes sí”.

El 6 de septiembre de 2017, en la estación madrileña de Metro de República Argentina, el ahora condenado trató de humillar a una mujer que viajaba en el mismo vagón que él y levantó el brazo mostrándose partidario de la ideología nazi.

El acusado iba sentado en un vagón de metro de Madrid cuando comenzó a proferir frases tales como: “Aquí huele a cagado”.

A continuación, se levantó de su asiento para tratar de agarrar a la mujer y sacarla de vagón al grito de “bájate mora”. Finalmente, tras apearse volvió a proferir expresiones dirigidas a la víctima mientras levantaba el brazo a imagen y semejanza de la ideología nazi tales como: “mora de mierda; lo que tienes que hacer es irte a tu puto país; no queremos moros en Madrid; ojalá volviera uno con bigote y os metiera a todos en una puta nave; el gas lo iba a pagar yo; hijos de puta”.