Récord histórico del Ayuntamiento de Móstoles en sentencias por despidos nulos e improcedentes

Desde el PP, su líder, Mirina Cortés, denuncia que ya son más de 100.000 euros los gastados por el Consistorio de Noelia Posse en indemnizaciones por despidos nulos e improcedentes

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse
La alcaldesa de Móstoles, Noelia PosseLuis DíazLa Razón

El Partido Popular de Móstoles ha denunciado al Ayuntamiento de la ciudad, que encabeza Noelia Posse, por lo que denomina “un proceso de purga”. Afirman que todo aquel que, aun dando cumplimiento a sus obligaciones como funcionario o trabajador público, “no se pliega al arbitrio de este gobierno” se expone a un proceso que se inició y se mantiene en las propias filas del PSOE, y que “se extiende a los trabajadores municipales e incluso a los trabajadores de empresas que prestan servicios para el ayuntamiento”.

Mirina Cortés, líder del PP de Móstoles
Mirina Cortés, líder del PP de MóstolesPP Móstoles

Afirma Mirina Cortés, presidenta del PP de Móstoles, que “son muchos los damnificados, casualmente concentrados en el área de gestión económica”, y desde “el cese del Director de Hacienda, se han sucedido la marcha casi inmediata al llegar a su puesto de hasta dos directores generales de gestión tributaria, siendo el último cese en esta área el del interventor municipal, a pesar de que el informe emitido por el Ministerio de Hacienda contradice la decisión de cese del gobierno, concluyendo que no han quedado acreditadas las circunstancias de pérdida de confianza exigida jurisprudencialmente para proceder al cese”.

En el área de Servicios Sociales, afirma Cortés, “el coste de las sentencias por despidos improcedentes ya asciende a la cantidad de 35.000 euros”.

Mirina Cortés ha explicado que “la represalia es la motivación continuada, como así lo recogió la sentencia de despido de dos trabajadores que denunciaron ante la justicia un presunto caso de corrupción, como lo es en el caso del interventor, y como parece ser en el caso de dos secretarias cesadas sin alcanzar siquiera los 15 días en su puesto. El coste emocional de esta política sobre la plantilla es incalculable, y el coste económico ya supera los 100.000 euros”.

La líder del PP mostoleño lamenta que el gobierno del PSOE de Móstoles se dedique “a dilapidar los impuestos de los mostoleños en procesos judiciales, mientras la ciudad se encuentra abandonada”.

“Pocas lecciones nos pueden dar”

El equipo de Gobierno de Noelia Posse, sin embargo se ha mostrado contrariado por las acusaciones del PP. “El PP de Móstoles miente de nuevo. La política de personal de este Gobierno tiene como principio el respeto de los derechos de los trabajadores y como eje central de su actuación la concertación social con los sindicatos. Fruto de ello han sido los numerosos acuerdos alcanzados con la parte social que ha repercutido en mejoras laborales. El PP de Móstoles lanza al aire una acusación infundada mezclando conceptos y situaciones laborales diferentes queriendo dar a entender una realidad que no existe”, asegura Aitor Perlines, concejal de Recursos Humanos.

Perlines recuerda a los populares de Móstoles “el despido del señor Bárcenas que, además de improcedente, ese sí que fue caro y por no hablar de la rocambolesca explicación de despido en diferido dada por la entonces secretaria general el PP, Dolores de Cospedal, que ha sido recientemente imputada por el caso Kitchen. En ese supuesto hubo despido y, además, espionaje. Por tanto, pocas lecciones de política de personal nos puede dar el PP”, ha sentenciado.