Madrid tiene un Plan: Transición ecológica, digitalización y cohesión social

El Ayuntamiento de la capital presenta los ejes a los que destinará los 3.900 millones de euros de fondos UE: 105 proyectos relacionados con el empleo, la gestión de residuos y la rehabilitación de barrios y zonas degradadas

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-AlmeidaA. Pérez Meca Europa Press

La lucha contra la pandemia ha sido una batalla sanitaria hercúlea. Sin embargo, ante nosotros de abre ahora la urgente recuperación económica, en múltiples sectores, que han quedado seriamente afectados por los efectos del Covid. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, presentan hoy el Plan Municipal de Recuperación Transformación y Resiliencia, que consta de 105 proyectos y una inversión superior a los 3.900 millones de euros, con la finalidad de posicionarse ante los fondos y la financiación que ofrece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para los próximos años. En total, 105 proyectos relacionados con el empleo, la gestión de residuos y la rehabilitación de barrios y zonas degradadas, entre otros aspectos.

Estas medidas, que se estructuran en 10 líneas de actuación, constituyen un catálogo de actuaciones de alto impacto en ámbitos estratégicos, alineadas con las 10 políticas palanca del Plan Nacional.

Según ha detallado el concejal delegado de Internacionalización, Santiago Saura, dentro de este proyecto, hay 12 que son “proyectos tractores” por su “carácter estratégico” como puede ser el Bosque Metropolitano. La concesión de ayudas, ha apuntado, será “un proceso largo”.

Así, en el apartado de renaturalización de la ciudad, aumentará la cantidad y conexión de zonas verdes urbanas haciendo un “Madrid natural”. Otra de las intenciones es poner en marcha un Plan de impulso de la economía circular y potenciará la Estrategia de transformación de residuos.

En lo que concierne a la energía eficiente y renovable, el Gobierno municipal busca mejorar la eficiencia energética del parque edificado y de la prestación de servicios municipales e incrementará la Generación renovable y distribuida.

Impulsar las capacidades digitales de la ciudad

Además, quieren posicionar a Madrid como una ciudad con las mejores infraestructuras digitales, con capacidades digitales inclusivas, orientada a servicios públicos electrónicos de ayuntamiento y sociedad y dirigida por datos de forma ética, inteligente y segura.

El proyecto contempla fomentar la Movilidad de bajas emisiones y la adaptación progresiva de infraestructuras para la movilidad sostenible y conectada así como promover la atracción y mejora de talento y capacidades, combinando el impulso a sectores con proyección con la modernización del tejido productivo y el apoyo a pymes.

Se fortalecerá la cohesión social y la reducción de las brechas de género y facilitará el equilibrio territorial y el acceso a la vivienda en la ciudad. Además, se llevará a cabo la rehabilitación urbana de barrios y zonas degradadas o envejecidas, incorporando criterios de sostenibilidad, procurando la recuperación de espacios urbanos y edificios.

Esta estrategia persigue “hacer de Madrid la mejor ciudad para vivir y trabajar en 2030”, en el marco de los cambios y transformaciones asociadas con el compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, reflejado en la reciente aprobación de la Estrategia de localización de los ODS en la Ciudad de Madrid.

La estrategia se ha desarrollado, desde su inicio, de forma coordinada con el Programa Operativo de Gobierno 2019-2023 y los Acuerdos de la Villa, cuyo objetivo es avanzar en la protección social de las personas más vulnerables, que han sufrido con especial intensidad el impacto de la crisis causada por la pandemia, así como recuperar y estimular la actividad económica en la ciudad.

El Plan de Recuperación

El Gobierno municipal alega una “intensa pérdida de actividad económica mundial y un fuerte impacto social, sin que se pueda contar todavía con un horizonte claro sobre su evolución”.

En la ciudad de Madrid, la actividad económica sufrió un fuerte retroceso en 2020, del 9,6%, interrumpiendo su potente crecimiento del 3,6% en 2019 mientras que la tasa de paro alcanzó los 14,03 puntos porcentuales, un incremento de 3,83 puntos con respecto al año anterior. Este desplome en la actividad económica ha provocado que el 37% de los hogares madrileños hayan visto reducidos sus ingresos en alguna medida.

Para amortiguar el impacto de esta situación, la Unión Europea ha acordado un Plan de Recuperación dotado con 750.000 millones de euros, que facilitará a los Estados Miembros “iniciar el camino hacia la salida de la crisis y sentará las bases para una Europa moderna y más sostenible”.

El Mecanismo se articulará a través de Planes Nacionales en cada Estado Miembro que, en conjunto, impulsarán la inversión y la demanda de bienes y servicios en el mercado interior, a la vez que acelerarán la transición ecológica y digital y velarán por garantizar la cohesión social.

En el caso de España, el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia (España Puede) fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 27 de abril de 2021, iniciando con ello su tramitación formal en el ámbito europeo. Este plan establece las directrices que guiarán la primera fase de movilización de los casi 70.000 millones de euros de transferencias del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia europeo que corresponden a España.

En el caso de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso anunció que pediría al Gobierno de Pedro Sánchez 22.371 millones de euros de los fondos europeos que lleguen a España para financiar 214 inversiones destinadas a recuperar la región tras el coronavirus, enmarcadas en 28 reformas.