Los aspirantes a profesor tendrán que firmar una declaración responsable de que no tienen covid ni relación con infectados

Este sábado 28.400 personas se examinan para obtener una de las 3.700 plazas de profesor de Secundaria, la mayor convocatoria de la historia. Los exámenes se harán en 109 institutos

Pruebas de selección en Galicia
Pruebas de selección en Galicia FOTO: XUNTA XUNTA

Después de que las oposiciones a profesor del año pasado tuvieran que desconvocarse por la covid-19, este sábado 28.400 aspirantes optan a una de las 3.700 plazas de profesores de Secundaria y FP convocadas por la Comunidad de Madrid. Se trata de una convocatoria histórica porque nunca antes se había habido tantas plazas públicas.

Pese a que la incidencia acumulada baja progresivamente, la novedad de esta macroconvocatoria radica en que los aspirantes tendrán firmar una declaración responsable para asegurar no haber presentado síntomas ni el día de la prueba ni 10 días antes, además de no haber estado en contacto estrecho con personas con síntomas o diagnosticadas de COVID-19, en ese mismo periodo.

La firma del documento, compromete, además, a cumplir todas las medidas de seguridad establecidas para la prueba. La declaración se puede descargar en el portal personal+educación, y tendrá que entregarse el día de celebración de la prueba. En ella se indicará el Cuerpo y especialidad por la que se presenta, así como el número de tribunal y sede en la que se examina, según ha informado la Consejería de Educación y Juventud, organizadora de la prueba.

Los exámenes se realizarán en 109 institutos de las cinco direcciones de área territorial de toda la Comunidad de Madrid (Norte, Sur, Este, Oeste y Capital) y se han constituido 525 tribunales. Los aspirantes tendrán que guardar la distancia interpersonal de 1,5 metros, llevar mascarillas y el número de opositores por aula no superará los 20.

A la entrada, el personal encargado de la organización se colocará a la entrada de los centros para guiar a los opositores e impedir las aglomeraciones en el edificio. De hecho, el acceso a las aulas se producirá por varias entradas y de manera escalonada de tal manera que, aunque las pruebas se iniciarán a las 9:30, los aspirantes podrán ser citados a partir de las 8 horas.

Se controlará incluso el acceso a los aseos, comprobando el uso de mascarilla y pidiendo el uso de hidrogel desinfectante.

Antes del examen, al igual que cuando se acabe, se procederá a higienizar todos los espacios a utilizar (aulas, baños, pasillos, escaleras, hall, etc.) por personal de limpieza.

Los accesos a las pruebas serán escalonados, de tal manera que con el objetivo de evitar aglomeraciones.

Una vez en el aula, cada participante será ubicado donde le indique el tribunal, teniendo en cuenta que deberá permanecer en el mismo sitio durante el desarrollo de todos los ejercicios. Encima de la mesa, solamente podrán tener el DNI en lugar bien visible y la declaración responsable de no tener síntomas de la COVID-19.

Los bolsos o mochilas se colocarán debajo del asiento y no se podrá pedir prestado o intercambiar ningún material.

La convocatoria de plazas va dirigida a el acceso da los cuerpos de profesores de Enseñanza Secundaria, profesores de Escuelas oficiales de Idiomas, profesores técnicos de FP, de Música y Artes Escénicas, Artes Plásticas y Diseño.

La oferta de Empleo público incluye 213 nuevas plazas de Profesores Técnicos de Formación Profesional, que se suman a las 274 convocadas por oposición, con lo que se trataría de reducir el perjuicio que supuestamente causa a los aspirantes a estos puestos la nueva ley de Educación, la Lomloe, que conlleva cambios para estos profesores. De hecho, pasarán a formar parte del cuerpo de profesores especialistas en sectores singulares de la FP, como es el caso de la cocina y pastelería, la estética, el mantenimiento de vehículos, peluquería, soldadura... Este profesorado sería el último año que podría optar a las oposiciones de Secundaria si no cuenta con una titulación universitaria.

En Madrid se calcula que los docentes de estas especialidades, que podrían dar clase habiendo estudiado una FP de grado superior pueden ser unos 200 profesores aproximadamente.