«Sanse» rechaza tener viviendas de alquiler a bajo precio para jóvenes

El TSJM da la razón a la Comunidad para que construya pisos de alquiler a bajo precio

Parcela de terreno en la Avenida Arribes del Duero en San Sebastián de los Reyes, donde la Comunidad de Madrid quiere construir viviendas de alquiler a bajo precio
Parcela de terreno en la Avenida Arribes del Duero en San Sebastián de los Reyes, donde la Comunidad de Madrid quiere construir viviendas de alquiler a bajo precioJesús G. FeriaLa Razon

El Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes no quiere viviendas en alquiler para jóvenes a precios bajos. La Comunidad de Madrid inició hace unos meses la licitación de 557 viviendas en las zonas de Tempranales y Fresno Norte, dentro de lo que se conoce como Plan Vive, uno de los proyectos más ambiciosos en materia de alquiler para familias, preferentemente para menores de 35 años. Se trata de viviendas que podrán alquilarse a un precio hasta un 40 por ciento inferior al del mercado, de tal manera que si en la zona el precio medio del alquiler ronda los 1.500 euros mensuales, estos pisos tendrán un coste que oscilará entre los 560 euros y 850, según la Dirección General de la Vivienda.

Pero el Consistorio se resiste a que se levanten los pisos y para ello recurrió a la vía judicial para paralizar los planes de la Comunidad de Madrid. En abril pasado, acudió al Tribunal Superior de Justicia para presentar un recurso contencioso-administrativo contra la Orden 3/2021 de la Comunidad por la que comenzaba el procedimiento del plan.

El Ejecutivo local consideraba que el plan impulsado por el Gobierno de Díaz Ayuso limitaba el acceso a estos pisos a las rentas más bajas, pese a que eran unas construcciones realizadas en suelo público.

Ahora el TSJM ha resuelto en contra de las medidas cautelares que pidió el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, que reclamaba la paralización del proceso, sin entrar en el fondo del asunto, al considerar que no existe perjuicio alguno para que el proceso de contratación, recepción de ofertas, adjudicación del proyecto y ejecución pueda seguir adelante.

Pero el Ayuntamiento sigue adelante con su batalla legal contra la Comunidad. Ha formalizado una demanda ante el Alto Tribunal, que tendrá que pronunciarse sobre el fondo del asunto.

Con este paso «el proyecto no se paraliza, pero genera cierta incertidumbre jurídica, aunque esperamos que se resuelva de manera favorable a la Comunidad», asegura José María García, director general de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid.

«No entendemos muy bien los motivos del Ayuntamiento porque estos pisos de alquiler no van dirigido a personas de especial necesidad, porque para eso ya tenemos la vivienda social a un precio de 200 euros máximo, pero son viviendas con protección pública que tienen limitado el precio. El suelo es público, pero buscamos la colaboración público-privada para que un inversor construya los edificios y nosotros condicionamos el precio de alquiler que puede cobrar. Después, esas rentas servirán para recuperar la inversión y tener un pequeño margen de ganancia», añade. De ahí la «sorpresa» por que un Ayuntamiento como el de San Sebastián de los Reyes haya querido suspender la licitación «cuando va en contra del propio modelo que impulsa el PSOE, del Plan Ábalos, que trata de impulsar alquileres asequibles con colaboración público-privada», añade.

El consejero de Vivienda, David Pérez, asegura que «desde el momento en que empezamos a hablar del Plan Vive, el PSOE se sintió muy incómodo porque era un programa irreprochable donde todos ganaban. Da oportunidad a 25.000 jóvenes y su familia a tener una vivienda y evita que la Comunidad de Madrid tenga que desembolsar 2.500 millones para construir. Les molestaba que fuera la Comunidad quien lo llevara a cabo», asegura. «El PSOE primero movilizó a sus alcaldes, que criticaron el plan. Luego el ministro Ábalos lo copió literalmente y lo peor es que detrás de esta iniciativa está el PSOE para torpedear y conseguir un titular. No les ha salido y ahora el varapalo judicial es para el Ayuntamiento y para el PSOE».

Unas obras que crearán 5.000 empleos

El Plan Vive, una de las iniciativas estrella del Gobierno de Díaz Ayuso, se cree que creará un total de 57.000 empleos anuales durante la construcción y explotación de las viviendas. No en vano, se considera que es uno de los proyectos más ambiciosos de los últimos años en materia de alquiler en Europa.
Además, se prevé que movilice 700 millones de inversión y tendrá un impacto en el PIB durante todo el periodo de concesión de 4.428 millones de euros. Los cálculos de la Consejería de Vivienda son que un total de 17.000 inquilinos de la región puedan ahorrarse hasta 19 millones de euros sobre los precios estipulados en el mercado del alquiler. De momento, la Comunidad ya ha licitado las primeras 46 viviendas del Vive.