Ascenso fuerte de Covid en el agua de 14 municipios de la Comunidad de Madrid

Fresnedillas, Braojos, Horcajo o Parla, entre los afectados

FRESNEDILLA DE LA OLIVA.
FRESNEDILLA DE LA OLIVA.CIPRIANO PASTRANOLa Razón

El agua se ha convertido en una herramienta muy importante para garantizar la salud de los madrileños y es un poderoso aliado frente a la pandemia, al detectarse la presencia de Covid en aguas residuales. De ahí que sea un gran aliado para estudiar la evolución y la incidencia en las distintas zonas de la Comunidad de Madrid.

Un reflejo fiel de la situación epidemiológica. Con un sistema de rastreo, monitorización y alerta temprana de Covid-19 en aguas residuales, único en España y a nivel internacional. Por eso ha recibido un reconocimiento más allá de nuestras fronteras. Algo que ha llevado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a ensalzar el sistema «Vigía» de vigilancia del Covid-19 en aguas residuales, que lleva en funcionamiento más de diez meses, tras la petición de la Unión Europea, el pasado 17 de marzo, de crear y ampliar este tipo de controles en otros países de la Unión.

Los datos de este mapa en la Comunidad de Madrid se actualizan cada martes y viernes. Y las autoridades alertan también de factores externos que pueden afectar también a las conclusiones, como que en periodos de lluvia, los resultados en el agua residual pueden verse afectados por la dilución de las aguas.

El mapa muestra un código de colores cuantificando la importancia de la presencia de SARS-CoV-2 en función de: la tendencia en cada municipio/distrito (ascendentes, descendente...); el valor absoluto comparado con los datos históricos de este municipio/distrito.

COVID en aguas residuales FOTO: José Luis Montoro

Esta evolución del virus, que se mide de 0 a 10, tiene en los últimos días unos niveles muy altos en localidades de la Comunidad de Madrid, con un ascenso fuerte, como Fresnedillas de la Oliva, con un 9,93 sobre diez, Braojos, con un 9,80, Horcajo de la Sierra (9,7), Perales de Tajuña (9,6), Madarcos (9,4), Valdemanco (8,98), Cervera de Buitrago (8,62), Brea de Tajo (8,5), Chinchón (8,24), Santa María de la Alameda (8,06), Parla (7,66), Torres de la Alameda (7,61), Pezuela de las Torres (7,6) o Zarzalejo (7,3).

Otras localidades tienen una evolución media, y un ascenso débil, como Estremera, con un 5,85, Villa del Prado, con un 5,7; San Martín de la Vega, con un 5,27, El Álamo, con un 5, o Sevilla la Nueva, con un 4,8.

Frente a estos son legión los que tienen un descenso fuerte de la incidencia, como Cenicientos, con un 0,06; Pinto con un 0,32; Villarejo de Salvanés, con un 0,70; Talamanca de Jarama con un 0,83; Arganda del Rey, con 0,85; Soto del Real, con un 0,9; Valdemorillo, con un 0,92; Navalagamella, con un 1; San Sebastián de los Reyes, con un 1,02.

Mención aparte merece la ciudad de Madrid, donde encontramos una tendencia estable, como en Usera, con un indicador de evolución del 6,3; en Carabanchel un 5,72; en La Latina, un 5,6; en Villaverde, un 4,6; un 3 en Hortaleza o en Chamartín un 4 con la misma tendencia estable. Similar está el distrito de Salamanca, con un 3 o Chamberí, con un 3,4 como indicador de evolución y con un descenso débil. Por su parte, Moncloa está en 1,72 y Tetuán en 1,9 con esa misma tendencia de descenso débil.

El éxito de la estrategia Covid desarrollada por la Comunidad de Madrid para saber la evolución del virus se debe en buena parte a este sistema de vigilancia «Vigía».

Supera a otras iniciativas similares que hasta la fecha se han desarrollado en el país, tanto por el número de puntos de muestreo, como por la población a la que se presta servicio y que, en este caso, cubre 179 municipios, la totalidad de la región, con 6,8 millones de habitantes.

Gracias a él sabemos también que se mantiene la situación dominante en la Comunidad de Madrid de la variante Alfa (británica), que alcanza el 71,2% de las muestras analizadas. Sigue creciendo la Delta (india), algo que preocupa y que algunos expertos apuntan a que será dominante en pocas semanas.

En la última semana se han registrado 57 brotes, con un total de 267 contagios: 26 en el ámbito social, 14 en el laboral, cuatro en el familiar, otros cinco en el mixto, seis en el ámbito educativo y uno en centro sociosanitario.