Muere un niño de 10 años tras caerle un muro encima

El menor jugaba con una tirolina en una finca privada de Chinchón cuando le cayó una pared de ladrillo de dos metros

Imagen de archivo de una ambulancia del Summa 112 en Madrid
Imagen de archivo de una ambulancia del Summa 112 en MadridTWITTER EMERGENCIAS 112 COMUNIDAD DE MADRID TWITTER EMERGENCIAS 112 COMUNIDA

Lo que pretendía ser una tarde de juegos entre niños se volvió una auténtica tragedia la tarde del domingo en Chinchón. Un niño de 10 años falleció tras ser aplastado por un muro de dos metros de alto en una finca privada. El suceso ocurrió sobre las ocho de la tarde cuando los pequeños jugaban con una especie de tirolina en la propiedad privada. Debido al peso del artilugio unido a la fuerza con la que se tiran los niños el amarre venció y tiró abajo un muro de unos dos metros de alto donde estaba sujeto el enganche. La mala suerte quiso que el pequeño, de solo 10 años de edad, llegara al punto que se rompió en el momento en el que la pared de ladrillo venció y le cayó encima.

En parada

Sus familiares, alarmados por lo sucedido, le trasladaron por sus propios medios, sin esperar la llegada de una ambulancia, al centro de salud de la localidad. Sin embargo, el niño ya llegó en parada cardiorrespiratoria al ambulatorio.

Los facultativos del centro médico practicaron al menor las primeras maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) pero ya habían llamado a una UVI de la Comunidad de Madrid por si podían trasladar al menor a un centro hospitalario, dado la gravedad de la situación. Sin embargo, cuando los facultativos del Summa- 112 de la Comunidad de Madrid llegaron al lugar de los hechos solo pudieron certificar el fallecimiento del pequeño. Según un portavoz del Summa, el menor presentaba graves lesiones. Su cuerpo fue trasladado al Anatómico Forense de Aranjuez para proceder a la autopsia. Un psicólogo del Summa tuvo que atender a los familiares. Según explicó ayer una portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, el equipo de Policía Judicial de Valdemoro se ha hecho cargo de la investigación del suceso.