Reabre la estación de Metro de Gran Vía tras tres años de obras

Con las remodelaciones introducidas, pasa a ser la más moderna de todo el suburbano

Las obras arrancaron el 20 de agosto de 2018 y no han parado hasta ahora. Más de lo que se podía imaginar, por que la apertura estaba prevista para abril de 2019, pero su remodelación se convirtió en una suerte de caja de sorpresas. Primero aparecieron restos de la estación original, del año 1919, y hubo que hacer una modificación del contrato de adjudicación de las obras. Después, se encontró parte de la planta del edificio conocido como Casa de Astrearena, así como piezas de un ascensor original del arquitecto Antonio Palacios. Así que la Dirección General de Patrimonio fue la que decidió suspender temporalmente las obras de ejecución.

Hoy, podemos decir que la larga espera ha merecido la pena. Los ciudadanos van a poder transitar por la emblemática estación de metro que incorpora lo último de lo último en tecnología y transporte y que exhibe algunos de los objetos encontrados durante las obras de remodelación.

Se espera, además, que la de Gran Vía sea una de las estaciones más utilizadas de toda la red de Metro de la Comunidad de Madrid. Pero la que se convertirá en la estación más moderna de Madrid, rinde tributo también al gusto clásico. Mira al pasado con su elegante e icónico templete original del arquitecto Antonio Palacios, que se ha reproducido con la mayor exactitud posible tras un largo proceso de investigación y por el que los usuarios podrán adentrarse en la boca de una estación que se da la mano con Sol por el subsuelo.

Los restos del que se eliminó en el año 1970 con la llegada de la Línea 5 a Gran Vía se trasladaron a Porriño (Pontevedra), la ciudad natal de Palacios. De allí vienen precisamente las piezas de granito trabajadas en cantería que hoy se exhiben. Corona el templete una espectacular marquesina de metal y vidrio que vuela a cinco metros de altura y luce un antiguo escudo de Madrid esculpido en piedra. Ayer todavía se escuchaban los últimos martillazos de una obra que inaugura hoy Isabel Díaz Ayuso. Vale la pena adentrarse en su interior para ver lo que hay dentro. Ahora sí podrá escuchar: «Próxima parada: Gran vía».