El Ayuntamiento de Madrid suspende la intervención en “La Enre” de Tetuán por la acumulación de personas

La orden de precintado del espacio, por carecer de licencia de actividad para desarrollar actividades públicas no se pudo llevar a cabo, aunque desde el Consistorio anuncian que se ejecutará

Imagen de la fachada de "La Enre"
Imagen de la fachada de "La Enre"Ayuntamiento de Madrid

Una concentración a las puertas del denominado centro social y ciudadano La Enredadera, en el distrito de Tetuán, ha obligado a paralizar el desalojo y precinto que el Ayuntamiento tenía previsto ejecutar este jueves, y que “ha sido imposible llevar a término”.

Un grupo de personas han comenzado a llegar a partir de las 8:30 horas a las inmediaciones del espacio, en una convocatoria impulsada a través de redes sociales bajo el lema “La Enre no se toca”, con el fin de proteger este “espacio de encuentro entre vecinas”, según lo definen sus usuarios. Una calificación sobre la que otros vecinos de las zona no están de acuerdo, pues denuncian la gran cantidad de ruido, con fiestas hasta altas horas de la madrugada, y basura que se genera en este “La Enre”.

El delegado de Desarrollo Urbano de Madrid, Mariano Fuentes, ha manifestado en declaraciones remitidas a la prensa, que los servicios técnicos municipales y la Policía local se han desplazado esta mañana hasta el edificio, en la calle Anastasio Herrero, y han comprobado que “era imposible entrar y llegar hasta la misma puerta de local”, por las personas que se habían concentrado en este espacio.

Fuentes ha subrayado que la actividad que se desarrolla en este espacio es “ilegal” y ha sido objeto de “múltiples denuncias” por parte de los vecinos y de las empresas y comercios de la zona.

No obstante, ante el “peligro” que la acumulación de personas podría suponer, incluso para “mantener la integridad física de los servicios técnicos”, la Policía ha decidido retirar el operativo, que se ha “pospuesto” para que en los próximos días se vuelva a dictar.

El responsable municipal ha asegurado que en el próximo intento “se tomarán las debidas oportunas de materia de seguridad” para poder ejecutar el precintado.