Quinta ola: las amenazas son Barajas y la falta de vacunas

Los contagios se multiplican un 82% en una semana, pero este dato no es proporcional aún a los ingresos en planta y en UCI

Thumbnail

En Madrid, el número de contagios sigue al alza. Así lo ratificó ayer el Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la actualización semanal epidemiológica de la Comunidad de Madrid. El número de casos ha crecido en la última semana un 82%. La incidencia acumula se sitúa en los 647 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Esta incidencia sube, según Escudero, sube en los todos tramos de edad, aunque son especialmente llamativos los datos de lo que sucede entre los madrileños de 15 a 24 años: la incidencia acumulada supera los 1.700 casos. Esto se explica, en parte, por la mayor transmisibilidad de la variante Delta, que ya es responsable de más del 90% de los nuevos casos detectados en Madrid.

La parte buena de esta quinta ola se concreta en una serie de datos que invitan al optimismo, especialmente en lo concierne a la efectividad de las vacunas.

En primer lugar, hay que atender al hecho de que el incremento de los contagios no es, de momento, proporcional al de hospitalizaciones. De hecho, el porcentaje de ingresos en relación con el de casos es el más bajo de toda la pandemia. Actualmente es de un 4,5% en planta y de un 0,4% en UCI; mientras que en enero era de un 14% en planta y de entre 1,5% y 2% en UCI.

En segundo lugar, es necesario mirar al número de ingresados respecto al mes de enero. Y es que se trata de un dato importante para subrayar el menor impacto de esta ola en términos de mortalidad: por cada paciente que ingresa en planta ahora, en enero lo hacían 3; por cada paciente que ingresa en UCI en estos momentos, en enero lo hacían 5.

En tercer lugar, el número medio de fallecidos al día ha caído de forma notable. Actualmente, el número medio de fallecidos cada día es de tres personas, mientras que en enero se situaba en el entorno de las 25 personas al día.

En cuarto lugar, debe observarse la relación entre contagiados y no vacunados. Son todos estos datos los que insisten y hacen más patente la efectividad de la vacuna. De los nuevos positivos, sólo el 5% tiene la pauta completa. Por contra, el 80% de los nuevos diagnosticados con coronavirus no ha recibido en el momento de contagiarse ninguna de las dosis de la vacuna. Un 15% de los contagiados en estos momentos, había recibido únicamente la primera dosis de la vacuna.

En quinto lugar, también es determinante para explicar la menor mortalidad la edad media de los contagiados y los hospitalizados. La media de edad de los nuevos positivos es de 27 años, mientras que la media de edad de los hospitalizados durante esta quinta ola en Madrid es de 37 años.

Todos estos indicadores son muy positivos, a pesar de la tendencia al alza que actualmente Madrid, como el resto de España, está soportando como parte de esta quinta ola. Aún así, hay dos elementos que constituyen a día de hoy sendas amenazas. En primer término, la falta de controles en Barajas.

Precisamente ayer también, Escudero advirtió de la situación en este aeropuerto, relacionado con 418 nuevos casos desde enero en vuelos internaciones, «con un aumento del 63% en julio» y un brote semanal en la región. Respecto a las vacunas, la Comunidad de Madrid volvió a lanzar ayer un mensaje de tranquilidad a las personas pendientes de recibir la segunda dosis. No obstante, lamentó que la falta de soluciones por parte de Moncloa al actual escenario de escasez de vacunas comprometa el ritmo de vacunación y, con ello, la salida de la emergencia sanitaria.