Así pueden entrar los ladrones en tu casa mientras estás de vacaciones

Desde ganzúas que se pueden adquirir en internet hasta técnicas clásicas como la del “resbalón”. Estas son las cinco maniobras para las que debemos tomar medidas

de la Policía Nacional en la calle Ayala de Madrid, tras el robo de una joyería en mayo
de la Policía Nacional en la calle Ayala de Madrid, tras el robo de una joyería en mayoFERNANDO VILLAREFE

No solo nosotros estamos deseosos de abandonar la capital durante este mes; también los “cacos” anhelan nuestra salida. Para ellos puede suponer hacer, literalmente, su agosto. Algunas son técnicas clásicas como la del “resbalón”; en otras, basta adquirir las herramientas adecuadas a través de tiendas online. La prevención es siempre el mejor aliado.

“Bumping”

Desde Fichet Madrid, empresa de seguridad, explican que se trata de una de las técnicas más empleadas, al ser rápida y silenciosa. El ladrón introduce una llave maestra y la golpea ligeramente con martillo. Así, los pines del cilindro se alinean, lo que permite que puedan abrir la puerta de forma limpia. De hecho, a su salida, puedan echar de nuevo la llave y dejar la puerta cerrada.

“Impresioning”

Esta técnica, apuntan desde Fichet, requiere una ganzúa con lámina especial de aluminio. Un artilugio que no es difícil conseguir a través de tiendas online. La ganzúa permite al ladrón tanto abrir y cerrar la puerta como llevarse consigo una impresión perfecta de la llave, de manera que podría hacer una copia y volver a entrar sin ser detectado. La técnica permite abrir una puerta en apenas 30 segundos y sin hacer ruido.

El “resbalón”

Es una de las maniobras clásicas: introducir una tarjeta o lámina de plástico o metal que permita empujar el resbalón para abrir la puerta. En todo caso, desde Fichet señalan que solo puede realizarse si se nos ha olvidado echar la llave.

El “imán”

Desde el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid), señalan una técnica usada para las puertas de los portales principales. La colocación de un simple imán en la parte superior impedirá que se accione el mecanismo de cierre, de forma que los ladrones pueden acceder con total impunidad al interior.

La vaselina

Más que una técnica, es un procedimiento que emplean para evitar testigos. Si notamos que nuestra mirilla está borrosa, es posible que se haya aplicado vaselina para que no podamos ver cómo asaltan otra vivienda.