Madrid: 8.000 personas sin hogar ya han sido vacunadas

El Ayuntamiento ha administrado 100.000 dosis a grupos prioritarios. Entre ellos, gente sin hogar y usuarios habituales de los servicios sociales

Una de las vacunaciones lideradas por el Ayuntamiento a personas con pocos recursos
Una de las vacunaciones lideradas por el Ayuntamiento a personas con pocos recursosAyuntamiento de Madrid

La Consejería de Sanidad es quien lidera el reparto de vacunas en la región. Sin embargo, son los ayuntamientos los que se encuentran más próximos a la ciudadanía y, por tanto, quienes conocen de primera mano a aquellos colectivos que requieren una atención prioritaria. Así, el Consistorio de la capital ya ha administrado 100.000 dosis de vacunación, dentro del marco de la colaboración con la Dirección de Salud Pública de la Comunidad de Madrid. Y entre los beneficiados, se encuentra un sector de la población especialmente vulnerable: las personas sin hogar.

La vacunación frente al coronavirus, promovida por Madrid Salud, se inició el pasado 16 de febrero de 2021. Para ello, se habilitaron un total de 19 puntos: 17 en Madrid Salud (Centro de Salud Internacional, más los 16 Centros Municipales de Salud Comunitaria), un punto de vacunación en Policía Municipal y otro en Samur Protección Civil.

Según señalan a LA RAZÓN desde el Área de Portavoz, Seguridad y Emergencias, con Inmaculada Sanz al frente, el Ayuntamiento de Madrid desarrolló «un método pionero de acceso y vacunación adaptado a las necesidades de cada población, manteniendo la proactividad en la detección y captación y facilitando la administración in situ cuando era necesario». De esa forma, añaden, ha sido posible llegar a personas que, «por sus características o condiciones –falta de documentación, desconocimiento del idioma, precariedad personal, sinhogarismo y falta de red de apoyo social y familiar– no hubieran podido acceder a la vacunación». Además de la gente sin techo, se encuentran entre los beneficiados residentes en albergues, en pisos y centros de acogida, en pensiones, en situación de calle o atendidos por ONG u órdenes religiosas.

Así, el pasado mes de mayo, los servicios sociales municipales comenzaron la campaña. Entre los objetivos, se encontraban las personas sin techo que residen en los centros municipales o bien hacen uso de las plazas de pensiones o de los programas de alojamiento individual. Pero también, más de medio millar de personas que viven en la calle.

Todas ellas, explican desde el Consistorio, recibieron las dosis pertenecientes a Janssen. Un fármaco que requiere una sola dosis, lo cual facilita la inmunización completa, ya que no siempre es fácil dar con las personas sin hogar.

Posteriormente, en junio, un dispositivo coordinado entre Madrid Salud y Samur Social permitió vacunar a más de 2.000 personas entre la red de centros municipales de atención al sinhogarismo. Según explicó entonces el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, los equipos de calle de Samur Social facilitaron a los centros de salud los nombres de los usuarios que podían acudir por su propio pie a recibir la vacuna, tras un «intenso trabajo de información y coordinación» por toda la ciudad.

Por distribución, los distritos de la capital que cuentan con mayor número de personas sin hogar serían Centro, Arganzuela, Moncloa, Chamberí y Salamanca, según un reciente informe de de Acción En Red.

Otros colectivos

Además de las personas sin hogar y los usuarios habituales de los servicios sociales, el Ayuntamiento ha facilitado la vacunación a colectivos como el personal municipal de primera línea en el ámbito sanitario; el personal municipal sanitario con atención presencial a la población; y a colectivos municipales en activo con una función esencial dirigida a la ciudad (Policía Municipal, Bomberos Samur PC, Madrid Salud, Agentes de Movilidad, etc.), que «garantizan la protección y seguridad a la población madrileña».

Desde los centros de la Red de Prevención y Promoción de la Salud se inició la vacunación a profesionales sociosanitarios y de emergencia social, tanto trabajadores municipales como personal contratado. Una medida ejecutada también para prevenir la infección a los colectivos a los que atienden, como en el caso de los mayores que utilizan el servicio de ayuda a domicilio, centros de día, etc.

A su vez, se inmunizó a otros profesionales sociociosanitarios que trabajaban o colaboraban en entidades y asociaciones en los barrios y que realizaban intervenciones de apoyo dirigidas a colectivos con una mayor vulnerabilidad. Del mismo modo, se vacunó a personal docente municipal –trabajadores municipales y personal contratado externo–.

A fecha del 1 de abril, el Ayuntamiento de Madrid había administrado 25.000 dosis a los colectivos anteriormente mencionados, con las vacunas Pfizer y Astrazeneca.

Posteriormente, el 8 de aquel mes se inició la vacunación por grupos de edad a trabajadores municipales, comenzando con el grupo de 60 a 65 años, que se amplió hasta los 69, y continuó extendiéndose progresivamente hasta los grupos de menor edad hasta llegar a los de 35 años. Se han administrado unas 3000 vacunas a este personal. Simultáneamente, continuó la vacunación a profesionales sociosanitarios, para lo cual se organizó un dispositivo extraordinario de vacunación durante la primera quincena de junio en la Casa del Reloj. Este dispositivo administró 7.500 dosis de Pfizer y Astrazeneca.

Asimismo, en la segunda quincena de agosto y en coordinación con asociaciones que agrupan población china que han actuado como mediadores, se comenzó la vacunación en el Centro de Madrid Salud de Usera. Actualmente, se han vacunado más de 200 personas y se continuará con este canal de vacunación.

Mientras, desde el 9 de agosto se ha colaborado con la Comunidad de Madrid en la inmunización –con Pfizer o Moderna– de las mujeres embarazadas y los convivientes mayores de 12 años no vacunados, ofreciendo la administración de vacuna en el momento de su detección o facilitando la derivación al punto de vacunación más cercano. De este modo, hasta el 17 de julio se habían administrado casi 70.000 dosis.

A partir del día 19 de julio, se planificó un dispositivo de vacunación masiva destinado a la población general en el Centro de Madrid Salud de San Blas, que está administrando un máximo de 540 dosis diarias con Moderna. El 16 de agosto, con la misma organización, se inició otro punto de las mismas características en el Centro de Madrid Salud de Villaverde, que se mantendrá hasta el 8 de octubre.

Todos ellos son puntos que se han incluido en el sistema de autocita de la Comunidad de Madrid, si bien, se mantiene un criterio de flexibilidad para vacunar a todas aquellas personas que cumpliendo los criterios, soliciten la vacunación sin previa cita. Hasta la fecha se han administrado más de 25.000 dosis

Centro Internacional

Por su parte, el Centro de Vacunación Internacional (CSI), pensado inicialmente para todas aquellas personas que tenían previsto viajes a zonas tropicales, ha vacunado a estudiantes mayores de 16 años que van a iniciar su formación en el extranjero por un periodo superior a tres semanas, así como a viajeros internacionales. En este sentido, se han administrado unas 3.000 dosis entre el 6 de julio y el 31 de agosto. Además, el CSI fue habilitado por la Comunidad de Madrid como uno de los diez puntos presenciales para la obtención del Certificado Covid por vía telemática.

Por último, el Ayuntamiento recuerdan que, tanto el Centro de Salud Internacional como el Centro de Madrid Salud del distrito Centro, participan en la iniciativa, puesta en marcha por la Comunidad de Madrid, de vacunar contra la Covid-19 sin cita previa para primeras y segundas dosis.