El precio del alquiler cae un 7,3% en Madrid, al tiempo que en Barcelona se dispara ante la ausencia de oferta

Colau anuncia nuevas “intervenciones” este miércoles pese a que la capital catalana dispone de un 42% de pisos menos para alquilar que en septiembre de 2020

Imágenes de carteles inmobiliarios de alquiler en el centro de Madrid
Imágenes de carteles inmobiliarios de alquiler en el centro de MadridJesus G. FeriaLa razon

Los datos lo confirman. La intervención en el precio de las viviendas, más que ayudar a los inquilinos, les perjudican. La mejor prueba está en el mercado y en una comparativa entre Madrid y Barcelona, con políticas inmobiliarias radicalmente distintas. En el último informe del índice Inmobiliario de Fotocasa aparece, negro sobre blanco, una realidad que rechaza la intervención en el mercado por la que aboga cierta izquierda.

Con un panorama postCovid que a todos afecta, a todos los territorios sin distinción, se han dado situaciones radicalmente opuestas. Y es que, hace ahora un año, la Generalitat catalana impuso una ley autonómica que limita los precios de los alquileres en mercados clasificados como “tensionados”, caso por ejemplo de la ciudad de Barcelona. La norma fue aprobada precisamente mientras la Comunidad de Madrid apostaba por no intervenir el mercado y, dando un paso más allá, desregularizaba distintos aspectos de su legislación urbanística e inmobiliaria. Con todo, el peor efecto que ha traído en Barcelona la intervención ha sido que los propietarios han retirado vivienda del mercado. Propiciando así una disminución de la oferta y, en consecuencia, unos precios al alza. Disparados.

Un dato a tener en cuenta es que el portal inmobiliario Idealista tiene disponibles 10.900 pisos en alquiler en Barcelona, lo que supone una reducción del 42% en relación con los datos de septiembre de 2020. Además, el número de contactos que recibe de media cada anuncio de alquiler registrado en Idealista ha pasado de 1,7 a 4,8 durante el último año, de modo que hay más del doble de presión para hacerse con un piso.

Aunque todo esto no parece importar al Consistorio de Ada Colau, ya que en pleno del Ayuntamiento de Barcelona declarará la ciudad como área de mercado de vivienda tensionada en una sesión extraordinaria que celebrará el próximo miércoles, 15 de septiembre, de acuerdo con la ley catalana de medidas urgentes en materia de contención de rentas en los contratos de arrendamiento de viviendas.

La declaración permitirá la regulación de los precios del alquiler durante cinco años más, con posibilidad de prórroga, una minoración del 5 % del precio de referencia.

A partir de esta declaración, el precio de referencia a la hora de firmar un nuevo contrato de alquiler en la capital catalana será el más bajo entre el precio del contrato anterior o bien el 95 % de lo que marque el índice de precios de referencia de la Generalitat. O eso dicen sobre el papel, por más que la realidad salga a su paso.

Respecto a once comunidades autónomas, según el informe de Fotocasa, presentan un incremento en el mes de agosto, siendo Navarra y Baleares, con un incremento de un 2,8% y un 2,6%, respectivamente, las autonomías en las que más ha subido de precio, seguidas de Cataluña (2,5%), País Vasco (2,0%), Región de Murcia (1,7%) y Extremadura (1,0%).

Las comunidades autónomas con el precio más alto para la vivienda de alquiler continúan siendo Cataluña y Madrid con los precios de 14,13 euros el metro cuadrado al mes y los 13,84 euros por metro cuadrado al mes, respectivamente.

Con todo, Madrid tuvo en agosto un ajustes interanual de precio del -7,5%. En cuanto a municipios, el precio del alquiler sube en agosto en 8 de los 14 municipios analizados: Alcorcón (3,8%), Getafe (2,8%), Pozuelo de Alarcón (2,1%), Torrejón de Ardoz (1,4%), Pinto (0,8%), Alcobendas (0,8%), Alcalá de Henares (0,5%) y Madrid capital (0,3%).

Por otro lado, en seis municipios se producen descensos mensuales y son: Villaviciosa de Odón (-4,6%), Leganés (-2,4%), Las Rozas de Madrid (-2,3%), Fuenlabrada (-1,7%), San Sebastián de los Reyes (-1,6%) y Móstoles (-0,5%).

Respecto al precio por metro cuadrado, Madrid capital es el municipio con el precio más alto, 14,91 euros el metro cuadrado. El precio del alquiler también sube en 16 de los 21 distritos analizados, siendo los que experimentan un mayor incremento Villa de Vallecas con 3,8 % de subida mensual, Vicálvaro con 3,5 % y Villaverde con 3,3 %.

Por el contrario, el distrito con mayor descenso mensual es Barajas con un -2 %, seguido de Moncloa con una bajada del 0,5 % en agosto.

En la variación interanual la mayor caída se registró en Tetuán y en Moncloa, ambos con -8,7 %, seguido de Barajas (-8,2%), Ciudad Lineal (-7,3%), Latina (-7%), Centro (-6,7%), San Blas (-6,5%), Fuencarral (-6,3%) o Carabanchel (-6,1%) en los últimos doces meses.