Intrahistoria del viaje de Ayuso a Milán: de la plana mayor de la banca al fenómeno fan entre los jóvenes

La vicepresidenta de Lombardía, la locomotora económica de Italia, se interesó por el modelo fiscal y por la gestión sanitaria de Madrid

La presidenta Ayuso, durante su viaje a Milán
La presidenta Ayuso, durante su viaje a MilánLa RazónLa Razón

No es casualidad que la primera parada de la agenda internacional que la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, estrena en este nuevo curso político, y que la llevará el próximo mes a Estados Unidos, tuviera como escenario Milán. La ciudad que representa en Italia lo que Madrid es también en España. Las capitales económicas y las locomotoras que están liderando la recuperación en estos dos países hermanos. “Ha sido un éxito. Todo el mundo se ha enterado de que Ayuso ha recibido un premio en Italia”, aseguran en su equipo para resumir la trascendencia de este viaje.

La presidenta Ayuso, durante su viaje a Milán, junto a la vicepresidenta de Lombardía, Letizia Moratti FOTO: La Razón La Razón

Y es que al margen del reconocimiento otorgado por una de las entidades liberales con mayor prestigio en el país transalpino, Ayuso ha desarrollado una intensa agenda cultural, política y mediática, que ha venido de alguna manera a dar continuidad a lo que sucedió durante el curso pasado, cuando el nombre de la presidenta madrileña se vio catapultado a la Prensa internacional como consecuencia de la gestión que ha liderado de la emergencia sanitaria, su posición contra contrapeso al Gobierno de Pedro Sánchez y su éxito incontestable en las elecciones del 4 de mayo en la región.

La libertad frente a las “normas absurdas”

En este escenario, Ayuso desplegó uno de sus discursos, hasta la fecha, más ideológico, y en el que la libertad -su lema el 4 de mayo- volvió a ser la piedra central. En este caso, con motivo de las restricciones impuestas durante la pandemia y la concepción que, a su juicio, tiene buena parte de los políticos de izquierdas de concebir su responsabilidad pública como un puesto que les pertenece para siempre. «Cuántas normas absurdas y daño gratuito han causado las decisiones basadas en el miedo de algunos políticos y empresarios», destacó Ayuso nada más recibir el premio y ante la ovación de los presentes.

Su paso por Milán ha sido intenso. Llegó el domingo a la capital de la Lombardía. Aprovechó ese día para mantener un primer encuentro con los miembros más destacados del Instituto Bruno Leoni y poder compartir, aseguran en su entorno, la experiencia de gobierno de la Comunidad de Madrid y las medidas que está llevando su Ejecutivo en lo que respecta a la lucha contra el Covid así como sus prioridades para los próximos meses en materias económica, fiscal, educativa o sanitaria. También sacó tiempo para desarrollar una intensa agenda cultural. Con varias paradas. El Duomo de Milán, la Galleria Vittorio Emanuele II y la iglesia y convento dominico de Santa María delle Grazie, en la que se encuentra «La última cena» de Leonardo da Vinci. Asistió además al concierto de reapertura de la Scala a cargo de la Orquesta Sinfónica de Milán.

Corriere y tour televisivo

Nada más conocerse, hace varias semanas, la concesión de este premio, se dispararon las peticiones de entrevista de medios de comunicación italianos que llegaron a la Puerta del Sol. Concedió varias. Con Il Corriere de la Será y las cadenas de televisión Mediaset Italia, la RAI y CNBC.

En el plano político, y ante de la gala de entrega del premio, Ayuso mantuvo un encuentro con la vicepresidenta de Lombardía y ex ministra de educación de Italia, Letizia Moratti. Fue una reunión de media hora en las instalaciones del museo diocesano y la vicepresidenta de Lombardía se mostró muy interesada en el modelo económico y fiscal de Madrid así como en la forma en la gestión del Covid.

Con Dastis y la colonia española

Ya durante la ceremonia saludó y compartió impresiones con algunos de los asistentes. En total, acudieron más de 350 invitados. Entre ellos, la plana mayor de la economía y banca del país. Los principales empresarios de la región lombarda, como, por ejemplo, los propietarios de la farmacéutica Roche, de Campari, NAT Insurance, Affidea...

La presidenta Ayuso, durante su viaje a Milán, junto al embajador Dastis FOTO: La Razón La Razón

También estuvo presente el embajador de España en Italia y ex ministro de Exteriores con Rajoy, Alfonso Dastis, que pudo conversar con la presidenta durante la cena posterior a la entrega del premio. Varios empresarios e inversores se acercaron durante el evento a hablar con la presidenta y el consejero de Economía, Javier Fernández Lasquetty, para interesarse por el modelo económico madrileño. Y cómo no, el fenómeno fan que acompaña a la presidenta allá donde va. Numerosos jóvenes españoles que residen actualmente en Milán se acercaron al evento para conocer en persona a la presidenta y poder saludarla.