Madrid: el Buda de Carmena vs la pirámide de Nacho Cano

Más Madrid pide revisar la autorización concedida al músico, mientras el Ayuntamiento le recuerda el proyecto que habría llevado a cabo de seguir en Cibeles

Pirámide proyectada para el musical de Nacho Cano en Hortaleza
Pirámide proyectada para el musical de Nacho Cano en HortalezaTeatro MalincheTeatro Malinche

La autorización de uso temporal de una parcela en Hortaleza para el músico Nacho Cano, donde se construirá el teatro piramidal Malinche, ha sido uno de los puntos estrella del debate durante el Pleno ordinario de septiembre. A petición de Más Madrid se solicitaba revisar la autorización concedida al ex miembro de Mecano para poner en marcha, por un periodo de cuatro años, un espectáculo de teatro musical en una carpa y por el que paga un canon de más de 450.000 euros anuales. Finalmente, los votos en contra de PP, Cs y Vox han echado atrás la propuesta.

“Ustedes habían autorizado un adefesio que solo porque la mitad de Madrid se ha descojonado de él, lo han echado para atrás. No es una cuestión de legalidad, sino un juicio de lo que concurre en este caso. Me parece preocupante que este proyecto es muy efímero”, afirmó Luis Cueto, del Grupo Mixto.

Desde Más Madrid, Pilar Perea criticó una “cesión a dedo, por ser amigo de quién es para que haga un proyecto mastodóntico impuesto al barrio, que aterriza en Hortaleza como pudiera haber sido en otro sitio, y que se decide en mansiones con total opacidad”. “Se justifica diciendo que Cano es uno de los grandes artistas de España. No tenemos nada en contra de Nacho Cano, pero es el mismo solar, la misma cesión que hizo el PP a José Luis Moreno, que quedó secuestrado durante 17 años y dejó una deuda de 15 millones”, ha apostillado a continuación.

Recreación del templo budista aprobado por la ex alcaldesa FOTO: Fundación Lumbini Garden

En este punto tomó la palabra el responsable de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes. Recordó que, tal como reconoció recientemente la portavoz de Más Madrid, todo es legal. Y es que la ley de Procedimiento Administrativo exige que concurra el acto a revisar alguno de los supuestos de legalidad, cosa que en este asunto no ocurre.

Además, Fuentes reprochó al Grupo Mixto y a Más Madrid su postura en este asunto, teniendo en cuenta que, en el anterior mandato se otorgaron ayudas y cesiones “sin concurso público”. Y recordó el “proyecto maravilloso del anterior mandato del Buda gigante”.

Y así fue. El Ayuntamiento de Carmena, antes de abandonar Cibeles, planeaba construir un templo budista de 800 metros cuadrados, con una estatua de 40 metros. Todo ello en una parcela de 5.000 metros cuadrados. En este caso, la inversión superaba los 30 millones de euros: 25 procedentes de fondos privados y otros cinco, de Nepal. Un proyecto que tendría como compensación el “impacto turístico”, así como un terreno de 2,5 hectáreas en el Aeropuerto de Lumbini para promociona la “Casa de Madrid”.

Una vez que PP y Cs llegaron a Cibeles, el proyecto fue desechado al “no ser lo que la ciudad necesita”. Finalmente, la ciudad de Cáceres acogió el templo.