Sánchez Mato, el nuevo “enchufado” de Podemos que llevó a Montoro a intervenir las cuentas de Carmena

El PP le denunció por un presunto delito de malversación al encargar informes por valor de 50.000 euros sobre el convenio para la celebración del Open de Tenis y está a la espera de juicio

La ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al por entonces delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.
La ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al por entonces delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

Carlos Sánchez Mato forma parte del nuevo equipo de asesores que Irene Montero ha incorporado al Ministerio de Igualdad. Entra en este departamento de la mano de Celia Mayer, su antigua compañera dentro del Gobierno de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de la capital entre los años 2015 y 2019. Militante de Izquierda Unida, Sánchez Mato llega a esta nueva responsabilidad con una trayectoria a sus espaldas no exenta de polémica. Su posición contraria a asumir determinados requisitos por parte del Ministerio de Hacienda, en ese momento liderado por Cristóbal Montoro, provocó que Moncloa interviniera las cuentas. En concreto, el origen del contencioso entre la administración central y el consistorio de la ciudad de Madrid tuvo su origen en que el equipo del ministro Montoro rechazara hasta en tres ocasiones el Plan Económico y Financiero (PEF) presentado por el Gobierno de Manuela Carmena y entendiera que seguía incumpliendo la regla de gasto. La situación de choque entre ambos gobiernos llevó a la alcaldesa a cesar a Sánchez Mato como responsable del área de Gobierno de Economía y Hacienda de Cibeles.

Hoy, tras hacerse oficial su nombramiento como asesor de la ministra de Igualdad, Sánchez Mato ha asegurado que es “un orgullo” este paso en su trayectoria. Ha respaldado, a través de su perfil en Twitter, a la ministra Montero, al espacio de Unidas Podemos y, al tiempo, “al Frente Amplio que Yolanda Díaz está impulsando”. “Con vosotras al fin del mundo”, ha añadido.

La intervención de las cuentas del Ayuntamiento de Madrid no es el único episodio polémico en la trayectoria de Sánchez Mato. De hecho, el dirigente de Izquierda Unida, junto a Celia Mayer, se encuentra a la espera de juicio por el denominado “caso Master de Tenis”. Tanto él como Mayer están acusados por un presunto delito de malversación y prevaricación al encargar informes por valor de 50.000 euros sobre el convenio para la celebración del Open de Tenis, tras una denuncia cursada por el grupo municipal del Partido Popular.

Del grupo de los díscolos

Durante su paso por el Gobierno de Carmena formó parte del grupo de “díscolos” de Ahora Madrid, formado también por, además de Mayer, Guillermo Zapata, Montserrat Galcerán, Rommy Arce y Yolanda Rodríguez. Este grupo mantuvo importantes tensiones con el núcleo duro del la ex alcaldesa, hasta el punto de que llegaron a votar en contra de la posición oficial de Ahora Madrid, especialmente en lo que tiene que ver con proyectos urbanísticos.