Jalloul: la “Kamala Harris” madrileña se convierte en el tercer fracaso de Sánchez en dos años

La renuncia de la portavoz del PSOE en Vallecas se suma al adiós de Gabilondo y de Pepu Hernández a la política madrileña y abre la puerta a una renovación total en 2023

En mayo de 2023, los socialistas madrileños se enfrentarán a la que es, posiblemente, la cita más decisiva de su historia. Tras quedar relegados a cuarta fuerza política en la capital en las municipales de 2019 y a tercer grupo en la Asamblea de Vallecas en los comicios del 4 de mayo, no hay margen de error. Lo harán, por fuerza, con nuevos candidatos. Y también llegarán a ese momento tras haberse demostrado fracasadas de forma estrepitosa todas las apuestas personales del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su objetivo de recuperar el poder en dos de los feudos más ansiados por la izquierda: Cibeles y Sol. En la capital, la designación de Pepu Hernández se saldó con un 13% de los votos, menos de la mitad que Más Madrid (30%); en mayo, Moncloa se involucró en la contienda electoral contra la presidenta Isabel Díaz Ayuso y el PP se quedó a las puertas de la mayoría absoluta; intervino por completo la estrategia de Ángel Gabilondo hasta el punto de desdibujar al candidato que sólo dos años antes había ganado las elecciones y el PSOE acabó «sorpassado» por los de Mónica García.

Esta sucesión de varapalos en las urnas ha tenido una última víctima colateral: Hana Jalloul. La número dos de la candidatura de Gabilondo el 4-M renunció ayer a seguir como portavoz del grupo socialista en la cámara regional y avanzó su renuncia. «Quiero anunciar públicamente que pongo mi cargo a disposición del partido. Este tiempo ha sido de interinidad y ha sido un proceso de mucho aprendizaje para mí», aseguró ayer Jalloul. Ese proceso de aprendizaje, que concluyó ayer, se ha prolongado poco más de cinco meses. «Vuelvo a casa», aseguró en mayo cuando fue designada como candidata. Jalloul se refería así al hecho de que ya había ocupado un escaño en la Asamblea de Madrid en la pasada legislatura. Lo hizo entre junio de 2019 y enero de 2020, cuando fue nombrada secretaria de Estado de Migraciones, del Ministerio de Inclusión, Seguridad social y Migraciones. Se subió a la candidatura ya en marcha de Gabilondo, al que definió como «la mejor apuesta» y como un «verso suelto de la izquierda». Se definió a ella misma como representante de la «España diversa». que es el país de hoy en día. «Sé que España es diversa, generosa y que lucharemos contra todo tipo de discursos de odio», añadió.

El “efecto Kamala Harris” no se bajó en Sol

«Me encanta. Esa analogía me parece bien», aseguró Jalloul en mayo al ser preguntada por si veía bien la comparación entre ella y la actual vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. La operación fue lanzada desde Moncloa. Apelando a la imagen de la número dos de Biden, contraponiendo su perfil multicultural al espantajo del racismo agitado por la izquierda el 4 de mayo frente a la alianza Ayuso-Monasterio. Nacida en Zaragoza, creció entre Sabiñánigo (Huesca) y Madrid, de madre aragonesa y padre libanés, Jalloul ha trabajado como experta en proyectos de la Comisión Europea en el Líbano y como asistente político en la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea para las elecciones de aquel país. Es profesora asociada en la Carlos III. Su aterrizaje en Madrid fue visto como un primer paso para suceder a Gabilondo, como se especula que ocurrirá con Harris y Biden. Al menos en el caso de Jalloul, nada de esto ocurrirá.

Un relevo lógico

Su renuncia a la portavocía en la Asamblea se enmarca dentro del proceso lógico de recambio de los cargos directivos en el grupo parlamentario tras la celebración de las elecciones primarias que han encumbrado este fin de semana a Juan Lobato como secretario general de los socialistas madrileños. El ex alcalde de Soto del Real relevará a Jalloul en el primer asiento de la bancada socialista en Vallecas y se medirá desde allí a la presidenta Díaz Ayuso y tratará de marcar perfil propio frente a la líder de la oposición y portavoz de Más Madrid, Mónica García. La Comisión Gestora del PSOE-M designó en la tarde de ayer a Lobato para esta responsabilidad. Jalloul será la presidenta del grupo parlamentario. En declaraciones remitidas a la Prensa, el responsable de Organización, Fran Martín, agradeció a Jalloul «su enorme trabajo, ilusión y sus grandes aportaciones».

Lobato, que ya ejercía como portavoz adjunto, agradeció «enormemente» su nombramiento y puso ayer en valor el hecho de que Jalloul haya conseguido que el PSOE «tenga una presencia política, parlamentaria y territorial importantísima en este región». Con estos cambios, la hoja de ruta de la renovación del PSOE regional tiene en el Congreso Federal, de los próximos 13 y 14 de noviembre, su próxima parada. El objetivo, según el propio Lobato, es lograr que sea «un Congreso abierto en el que participen todos los colectivos y organizaciones sociales, que vengan a decirnos qué estamos haciendo mal, qué podemos hacer mejor, qué problemas tiene Madrid y cuáles son los retos que debemos afrontar en el futuro».

¿Candidatos?

A la renovación del PSOE en el ámbito regional se une el relevo que también se ha sustanciado recientemente en la portavocía de la capital, asumida por Mar Espinar. Pese a ello, ni Lobato ni Espinar tienen garantizado ser los próximos candidatos a las elecciones de 2023.