Atropello en un colegio de Madrid: una profesora salvó la vida a una de las niñas heridas

El atropello de tres niñas junto a un centro escolar de Mirasierra desata una tormenta política por las críticas de Más Madrid a Almeida

Vista de la entrada del colegio Fomento Montealto en el barrio de Mirasierra en Madrid ayer viernes.
Vista de la entrada del colegio Fomento Montealto en el barrio de Mirasierra en Madrid ayer viernes. FOTO: FERNANDO VILLAR EFE

No hay culpables. Fue un error. Doloroso y trágico, pero error al fin y al cabo. Con ese ánimo, las familias del colegio Montealto de Mirasierra recuperaron ayer la actividad un día después de haber vivido, tanto los padres como sus hijos, un drama que les acompañará buena parte de sus vidas: el atropello que truncó la vida de una alumna de seis años y que dejó heridas a otras dos niñas, ambas de doce años.

Así, las familias del Colegio Montealto convocaron ayer una oración por la pequeña fallecida y para pedir la pronta recuperación de sus dos compañeras. Todo ello en un día marcado por el recuerdo, tanto por la niña como por todos aquellos que vivieron de cerca el accidente. Es el caso de Ambrosio, portero del colegio. Como todos los integrantes del centro, estaba destrozado. En su caso, el suceso ocurrió justo en la puerta que custodiaba. Muchos padres y madres se acercaron hoy a su puesto para consolarlo y abrazarlo. Una zona, por otro lado, que amaneció hoy con ramos de flores.

Los testigos presenciales, muy numerosos debido a que el accidente ocurrió a la hora de salida del centro, relataban ayer conmocionados algunas de las secuencias que presenciaron. Recordarán siempre, entre otros momentos, el instante en el que la madre de la niña fallecida abrazó y consoló a la mujer causante del atropello. Un hecho, según relató ella misma, debido a que accidentalmente avanzó frontalmente con su monovolumen en lugar de dar marcha atrás. «La pequeña murió en brazos de su madre. Al menos, pudo despedirse de ella», relata a este periódico un padre del centro.

Una de las alumnas que resultaron heridas pudo haber corrido idéntica mala suerte. Sin embargo, según los testigos del accidente, una profesora del colegió le practicó maniobras de reanimación antes de que llegaran hasta el lugar los efectivos del SAMUR. No tienen ninguna duda de que su participación fue decisiva para que la niña, de 12 años, salvara la vida.

El estado de salud de las dos niñas heridas

Las dos niñas ingresadas el pasado jueves se encontraban ayer estables dentro de la gravedad. Una de las pequeñas, la que se encuentra más grave de las dos, sufrió policontusiones y traumatismo abdominal y se encuentra hospitalizada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Niño Jesús. La otra menor, que padeció un fuerte golpe y traumatismo craneoencefálico severo, presentaba un pronóstico más moderado. En su caso, guarda reposo en el Hospital 12 de Octubre, también de la capital.

La bronca política

En paralelo al drama vivido a las puertas del colegio, ayer se concreto en torno a este accidente un episodio de fuerte bronca política. En el centro de la polémica, un tuit de la portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Vallecas, Mónica García: «Las familias llevan meses reivindicando la necesidad de que los entornos escolares sean seguros y sanos. Esta noticia es lamentable y evitable. El Ayuntamiento tiene que hacer algo ya». El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, aseguró no entender que García escribiera un mensaje «carroñero» siendo «quien ha hecho del ‘leit motiv’ de ser madre uno de sus principales argumentos en política». En declaraciones a los medios tras una visita a la jefatura de la Policía Municipal, Almeida aseguró que ese tuit de García «la va a acompañar a lo largo de toda su carrera política», y que «no la define como política, sino que la define como persona». En esa misma línea insistió el consejero de Educación, Universidades y Ciencia y portavoz del Gobierno autonómico, Enrique Ossorio, que reprochó a García que usara «políticamente, con rabia y sectarismo», el momento «en el que había muerto una niña». «Me pareció inapropiado, pero a la vez propio de quien lo hizo».

Posibles cambios en los accesos escolares

Más allá del comentario, el fondo del mensaje de Mónica García tiene que ver con la reivindicación que su grupo, Más Madrid, y el colectivo «Revuelta Escolar» han defendido desde hace meses en Madrid en torno a la necesidad de restringir al máximo la circulación de vehículos en el entorno de los centros escolares. En la nueva ordenanza de Movilidad aprobada hace mes y medio por el Ayuntamiento de la capital se estableció una restricción de velocidad a 20 kilómetros por hora en estos puntos en el horario de entrada y salida de los colegios, pero tanto desde Más Madrid como desde «Revuelta Escolar» exigen ir más allá. Al hilo de este debate se pronunció ayer el delegado de Medio Ambiente y Movilidad de la capital, Borja Carabante, que abrió la puerta a establecer modificaciones en la normativa. Apuntó, en concreto, a la disposición del Gobierno de Almeida a estudiar «la mejora de la seguridad vial en hasta 190 centros educativos de la ciudad». Está previsto además, llevar a cabo acciones como la señalización con límites de velocidad, resaltos y ampliación de aceras, por un importe de 6,7 millones.

Varios niños y sus padres sujetan una pancarta de 'Revuelta Escolar', durante una concentración en recuerdo a la niña de seis años fallecida tras ser atropellada
Varios niños y sus padres sujetan una pancarta de 'Revuelta Escolar', durante una concentración en recuerdo a la niña de seis años fallecida tras ser atropellada FOTO: Fernando Sánchez Europa Press