¿Qué hace una chamana peruana en la estación de Chamartín de Madrid?

Cecilia es capaz de conectar y comunicarse con los espíritus, trabajar con la naturaleza, con la energía que esta comparte con nosotros y con el más allá

La chamana Cecilia, en la estación de Chamartín de Madrid
La chamana Cecilia, en la estación de Chamartín de Madrid FOTO: Nerea Díaz García EFE

Corren tiempos de incertidumbre con un aumento en el número de personas con problemas inseguridad, angustia o ansiedad provocados por la pandemia. Tras dos años de parón, ha aterrizado en Madrid la Feria Esotérica, en su 26ª edición. Con más expositores y más público. Hasta el 14 de noviembre la Sala DEMO 3 de la estación de Chamartín acoge más de 40 estands que ponen a la venta productos relacionados con el esoterismo y ayudarán e informarán a todas las personas que les visiten con rigor y seriedad. Personas de todos los rincones de España llevan asistiendo a esta cita a lo largo de los años. Según Rosa María Fernández, directora de la Feria, lo sucedido en estos meses ha provocado que el número de ciudadanos en busca de este tipo de ayuda aumente.

Ceremonia de agradecimiento a la Pachamama, la madre tierra, de Cecilia, una chamana.
Ceremonia de agradecimiento a la Pachamama, la madre tierra, de Cecilia, una chamana. FOTO: Nerea Díaz García EFE

El esoterismo busca entender a las personas a través de sus causas internas. Así es como Cecilia Paz, una chamana peruana, ayuda desde que nació a todas las personas que lo necesitan. De padres y antepasados chamanes, es capaz de conectar y comunicarse con los espíritus, trabajar con la naturaleza, con la energía que esta comparte con nosotros y con el más allá. Su único objetivo es el de ayudar a las personas y averiguar cómo sanarlas, cómo mejorar su estado o cómo ayudarles a solucionar sus problemas así como abrir sus caminos. Esto lo consigue a través de diferentes rituales: videncia, lectura del tarot, del puro o de la hoja de coca, sanaciones chamánicas o limpias chamánicas, entre otros. Desde Valencia, la ciudad en la que reside, acude a esta feria desde hace cinco años y tiene clientes de todas las partes del país que viajan hasta allí en busca de su ayuda. La cola de «pacientes» que esperan ser atendidos en su puesto del recinto es una muestra clara de ello.

Las pasadas ediciones, el total de visitantes que ha acudido a este encuentro ha rondado las diez mil personas. Para esta se mantienen igual de optimistas y creen que el paso de los años solo hace crecer el número de adscritos. Aquí medirán tus energías en base a tus siete chacras, conocerán tus traumas o problemas del pasado, los bloqueos que te impiden seguir hacia delante, predecir tu futuro más próximo y aconsejarte sobre cómo afrontar decisiones que pueden surgir en tu vida. La entrada es gratuita y se aceptan agnósticos, ¿te atreves?

Feria esotérica de Madrid, en la estación de Chamartin.
Feria esotérica de Madrid, en la estación de Chamartin. FOTO: Cristina Bejarano La Razón