Ya hay fecha para la apertura de la nueva plaza de España de Madrid: será el 22 de noviembre

Ese día, en apenas dos semanas, también entra en funcionamiento el túnel que atraviesa el eje Bailén-Ferraz

Obras de remodelación de la Plaza de España de Madrid.
Obras de remodelación de la Plaza de España de Madrid. FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

Es, sin duda, una de los estrenos del año. Una obra cuya finalización ha sido largamente esperada por los madrileños. La Plaza de España estrena cara y será posible contemplar de cerca el resultado en apenas dos semanas. Tal y como ha podido confirmar este diario, el Ayuntamiento de Madrid abrirá al público este espacio el próximo lunes 22 de noviembre.

Ese mismo día, entrará en funcionamiento el túnel que atraviesa el eje Bailén-Ferraz, configurado por el consistorio para mejorar la movilidad de la zona. Y es que el túnel resultante de la reforma suma al ya existente, que transcurría entre la calle Mayor y los Jardines de Sabatini, otro tramo que llega hasta la calle Ferraz a la altura de Ventura Rodríguez en su entrada desde el norte y de la calle Luisa Fernanda en su salida desde el sur. La unión de ambas partes genera una nueva infraestructura subterránea de más de 1,1 kilómetros. Dicho túnel dará acceso a la Cuesta de San Vicente, lo que permitirá la conexión con la M-30 y con la Gran Vía. Gracias al soterramiento del tráfico, el paso elevado de vehículos construido a finales de los años 60 se convierte en una gran plataforma peatonal que servirá de nexo entre el Parque del Oeste, los Jardines de Sabatini, el Campo del Moro, Madrid Río y la Casa de Campo.

Obras de remodelación de la Plaza de España de Madrid.
Obras de remodelación de la Plaza de España de Madrid. FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

El lunes 22, por tanto, será el día en el que la Plaza España inaugure su rostro más verde, sostenible y accesible. No en vano, el resultado son más de 70.000 metros cuadrados en los que se integrarán todos los modos de movilidad, pero que, según informa el área de Obras y Equipamientos, priorizará especialmente al peatón como forma de mejorar la calidad ambiental de un espacio en el que se han plantado más de un millar de árboles. Lo explicó de una manera muy gráfica recientemente el alcalde, José Luis Martínez-Almeida: «Un peatón podrá desplazarse desde el Palacio Real al Templo de Debod y desde la Puerta del Sol hasta la Casa de Campo prácticamente sin cruzar un solo semáforo».

A falta de algunos remates en los que se seguirá trabajando en enclaves puntuales de una obra de tal magnitud y complejidad, con esta apertura el Ayuntamiento quiere primar la vuelta a una movilidad normalizada en este entorno, así como el fin de las molestias para los vecinos. Además, al encontrarnos en fechas próximas a la Navidad, la apertura supondrá un importante impulso para el comercio, la restauración y la hostelería de la zona.

Las obras han durado al menos ocho meses más de lo previsto, después de varios imprevistos. Entre ellos, el hallazgo de restos arqueológicos del siglo XVI que obligaron a su paralización hace dos años, pero también las inclemencias derivadas del temporal Filomena.