Madrid

“La Casa de Papel”: descubre los 19 puntos de Madrid en los que se ha grabado la serie

Estas son algunas de las localizaciones madrileñas más emblemáticas del rodaje de la exitosa serie del Profesor y su banda

La serie «La casa de papel» estrena hoy sus últimos episodios
La serie «La casa de papel» estrena hoy sus últimos episodios FOTO: Jesús G. Feria La Razon

El de los Austrias o el de los Borbones, el del Siglo de Oro o el de la Ilustración, el de los oficios o el de la huella de la guerra civil. Hay mucho Madrid que visitar, ahora también, el de «La casa de papel». Porque, aunque ninguno de sus personajes lleve por alias el nombre de la capital, toda la región es protagonista de esta serie española con un Emmy y fans repartidos por 190 países. Para muestra, las localizaciones madrileñas de esta lista, que son algunas de las más emblemáticas.

Atención: contenido sensible de desvelar detalles de la trama o, como se dice ahora, «alerta spoiler».

Mapa de localizaciones de La Casa de Papel
Mapa de localizaciones de La Casa de Papel FOTO: M. Roselló

Fachadas con trampa

Si hay un escenario icónico en «La casa de papel» ese es el de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) que, sin embargo, no lo es debido a las enormes medidas de seguridad de la entidad encargada de la producción de billetes. Así pues, interpreta su papel la fachada del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la azotea de la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos y las entrañas de las rotativas del ABC en Torrejón de Ardoz. Pero hay más trampantojos en la producción, como la casa de Toledo en la que el Profesor reúne a toda su banda, que está en una finca de Torrelodones, o la fachada del Ministerio de Fomento, que, desde la tercera temporada, hace de Banco de España, el nuevo objetivo de los atracadores.

Interiores con historia

No son tan fáciles de visitar, pero no se pueden dejar de mencionar. Que muchas de las escenas de peso de la serie se han rodado en interiores como el del almacén del Profesor que, aunque en la ficción se sitúa en el número 30 de la calle de Alcántara, en la vida real está sito en el mismo número, pero de la calle Miguel Yuste. Eso sí, la puerta de entrada que aparece en último capítulo de la cuarta entrega se encuentra unos metros más allá. También se repite al principio de la serie el interior de la casa en la que vive la inspectora Murillo antes de convertirse en Lisboa y, esta vez, hay que ir hasta Villanueva de la Cañada para dar con la localización. De nuevo en la capital, el bar del Casino de Madrid es testigo de un importante diálogo en el capítulo 3 de la cuarta temporada con Berlín como centro de atención.

Vistas con altura

Y si de Madrid al cielo, no pueden faltar en esta lista las panorámicas como las que regala al espectador la tercera temporada y su lluvia de billetes sobre la plaza del Callao. Así, durante el recorrido del dirigible que los lanza al aire, se intuyen vistas privlegiadas de la Gran Vía y de toda la ciudad desde la azotea del Círculo de Bellas Artes o de las Cuatro Torres y las Kio de la Castellana. En la penúltima entrega, a su paso para tratar de rescatar a Gandía, un helicóptero recorta también la Torre BBVA.

Nivel experto

Por último, los escenarios que pasan desapercibidos para quienes no son verdaderos fans de «La casa de papel», empezando por el número 7 de la calle del Labrador, allí donde, en uno de los primeros episodios, el Profesor abre un coche policial para dar un falso aviso desde la radio. Para seguir, dos cabinas: una en Colmenar Viejo, que es la que está usando Tokio cuando el Profesor se aproxima a ella y se ofrece a ayudarla a huir en la primera temporada; y una inexistente en la esquina del paseo del Pintor Rosales con la calle de Romero Robledo, que utiliza el agente Antoñanzas en la cuarta temporada. Ahora, toca abrir bien los ojos durante la quinta.