Madrid: Almeida logra aprobar sus terceros presupuestos con los votos de los “carmenistas”

PSOE, Más Madrid y Vox votaron en contra. Ortega Smith habla de “traición” por parte del alcalde

Vista general del pleno extraordinario que celebra este miércoles el Ayuntamiento de Madrid
Vista general del pleno extraordinario que celebra este miércoles el Ayuntamiento de Madrid FOTO: Miguel Oses EFE

Finalmente, no hubo sorpresas. Pese al adiós a última hora de un concejal de Recupera Madrid, descontento con el pacto suscrito con Cibeles, al Gobierno municipal de PP y Ciudadanos les bastó con el voto de los otros tres ediles “carmenistas”. Las cuentas salieron: 29 votos a favor, frente a 27 en contra (todos los concejales de Más Madrid, PSOE y Vox). De este modo, José Luis Martínez-Almeida logró su objetivo: aprobar sus presupuestos para 2022 y evitar una prórroga que, según el Consistorio, habría paralizado varias inversiones.

Así ha quedado reflejado en el Pleno ordinario que se celebra esta mañana en el Palacio de Cibeles, y que tenía en las cuentas su plato fuerte del día. Unos presupuestos que crecen hasta los 5.400 millones de euros, con un aumento en el gasto social que, por primera vez, supera los 1.000 millones de euros.

Tal y como se acordó en la Comisión extraordinaria de Hacienda, celebrada este pasado lunes, se recogen en el texto las modificaciones impuestas por Recupera Madrid. La principal de ellas, la eliminación de la bajada del IBI. En su lugar, habrá ayudas directas para todas las casas de un valor inferior a los 300.000 euros (prácticamente, el 75% de la capital), mientras que el Impuesto se mantendrá como está ahora para el resto de contribuyentes.

Una de las intervenciones más esperadas era la de Javier Ortega Smith, después de la ruptura definitiva del Grupo Municipal de Vox con el regidor. El concejal ha mostrado su “dolor y pena” ante un alcalde “de rodillas ante la extrema izquierda”. Así, le ha exigido que ponga fin a sus “cuentos y mentiras” advirtiéndole que “cada vez le van a apoyar menos” porque “la izquierda sectaria no extiende cheques en blanco”.