Moralzarzal publica un manual de “Moral Animal” con derechos y deberes de mascotas y dueños

Si los ladridos, u otros ruidos producidos por los animales, suponen un perjuicio para la convivencia, se prohíbe su permanencia en terrazas, jardines y patios entre las 10 de la noche y las 8 de la mañana

Manual de moral animal de Moralzarzal
Manual de moral animal de Moralzarzal FOTO: Ayuntamiento de Moralzarzal

El Ayuntamiento de Moralzarzal ha publicado el manual Moral Animal, que recoge las principales características de la ordenanza municipal reguladora de la tenencia y protección de los animales domésticos y de compañía.

Esta ordenanza, que entró en vigor en 2020, aumenta su protección, desarrollando el concepto de bienestar animal y regula de una manera más efectiva la tenencia de los catalogados como Potencialmente Peligrosos.

Asimismo, incide en la convivencia lo más pacífica posible, evitando riesgos para la salud pública y, al mismo tiempo, no olvida la importancia de la labor social que cumplen las mascotas, ya sea como compañía, seguridad o terapéutica.

Sus 24 páginas hacen un repaso por los derechos y deberes de las mascotas, sus dueños y el resto de vecinos, que tienen la obligación de respetar, proteger y defender a los animales domésticos y/o de compañía y a la fauna silvestre.

Sobre el censo e identificación, se establece como sistema de marcaje de los animales la implantación de un microchip homologado. Además, los animales potencialmente peligrosos que residan en Moralzarzal deberán estar inscritos en el Registro Municipal disponible a estos efectos.

Si los ladridos, u otros ruidos producidos por los animales suponen un perjuicio para la convivencia, se prohíbe su permanencia en terrazas, jardines y patios entre las 10 de la noche y las 8 de la mañana.

En cuanto al ganado equino, caprino y ovino, se permite su presencia temporal en fincas y solares urbanos para que procedan a su desbroce, con el fin de disminuir el riesgo de incendios.

El manual cierra con información sobre las principales infracciones y sus correspondientes sanciones, que pueden ser leves (de 300 a 3.000 euros), como la no recogida inmediata de las deyecciones, graves (de 3.001 a 9.000), como su alimentación inadecuada o insuficiente, y muy graves (que pueden llegar a 45.000 euros), entre las que se encuentran el maltrato y el abandono.

El manual, del que se han impreso 8.000 ejemplares, se ha buzoneado en las viviendas de Moralzarzal y está disponible también en diferentes dependencias municipales. Su versión digital puede consultarse en la web moralzarzal.es.