Airport City Madrid-Barajas levanta el vuelo y licita la primera zona logística

El objetivo será el mayor centro logístico de España, un nuevo centro de negocios con sedes de grandes compañías y hoteles, además de un centro de ocio y actividad comercial

Airport City Barajas
Airport City Barajas FOTO: Airport City Barajas

Más velocidad para levantar el vuelo de una infraestructura clave para la Comunidad de Madrid. Ocho empresas han pasado a la siguiente fase de licitación de la primera área de desarrollo logístico de la Airport City Adolfo Suárez Madrid-Barajas (Área 1), cuya adjudicación se prevé llevar a cabo a lo largo del primer trimestre de 2022.

Así lo ha anunciado la responsable del Área de Desarrollo de Ciudades Aeroportuarias de Aena, Elena del Villar, en la conferencia internacional ‘The Future of Real Estate in Madrid’.

En concreto, ocho empresas de diez que se presentaron a la primera fase, de calificación, y cuyo plazo finalizó el pasado noviembre, pasaron a la siguiente. Se trata de Prologis, Logicor, P3 Logistic Parks, Goodman, Panattoni, Selp European Holdings, VGP y Merlin Properties.

El Área 1 comprende 28 hectáreas de suelo para desarrollar, con 152.914 metros cuadrados edificables y 4 hectáreas destinadas a zonas verdes asociadas y se sitúa adyacente a la primera línea de carga aérea del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y en pleno Corredor del Henares, uno de los mayores polos logísticos de Europa, con buenas comunicaciones, tanto aéreas como terrestres. Esta zona ofrece, además, las infraestructuras necesarias para garantizar la urbanización y conexiones de la misma.

La segunda fase, de adjudicación, consiste en la publicación de un pliego específico al que accederán solo las empresas que hayan superado la primera fase, con información detallada del proyecto para que los inversores puedan preparar su plan de negocio y presentar sus ofertas técnicas y económicas, así como la documentación acreditativa de su solvencia técnica.

En esta sociedad, Aena tendrá una participación no mayoritaria. Para ello, está previsto que el operador aeroportuario, como titular de los terrenos del Área 1, constituya sobre ellos un derecho de superficie a favor de una nueva sociedad creada conjuntamente entre Aena y el inversor como sociedad anónima.

La aportación de Aena a esta sociedad conjunta será en especie, con un derecho de superficie a 75 años, mientras que la aportación del inversor será dineraria, para financiar todos los costes durante el periodo de desarrollo previstos en su oferta y, en su caso, aportaciones dinerarias adicionales para equilibrar la distribución de la sociedad.

“Hub” 360 grados

En la presentación del proyecto el pasado mes de julio, el presidente de Aena, Maurici Lucena, destacó que este proyecto servirá para que el aeropuerto madrileño se posicione como un ‘hub’ 360 grados.

El proyecto global de la Airport City engloba, con una edificabilidad de 2,1 millones de metros cuadrados asociados, en diferentes actividades diferenciadas de desarrollo.

Habrá un nodo logístico: con diferentes tipologías de activos como naves de almacenaje y logística, crossdocking, BPO (externalización de procesos de negocio-Business Process Outsourcing) o empresas proveedoras de servicios a la aviación.

También habrá una parte de oficinas, hoteles y servicios asociados destinados a pasajeros y usuarios, así como otra destinada a actividades aeronáuticas y de carga.

Este plan se caracteriza, además, “por su ubicación y conexiones estratégicas, las sinergias y atracción de diferentes actividades con el aeropuerto como nexo y la oportunidad que ofrece de desarrollo de nuevos productos, con la sostenibilidad medioambiental, social y económica y como premisas”.

Las dimensiones del proyecto hacen necesario su desarrollo por fases, para asegurar la puesta en valor de cada una de ellas. Por ello, tras esta primera licitación, que prioriza actividades de mayor demanda como es la logística, que está capitalizando nuevos hábitos de consumo y el auge del e-commerce, Aena seguirá lanzando de forma progresiva el resto de áreas que componen la Airport City hasta completar la totalidad de superficie destinada a actividades aeroportuarias complementarias con un horizonte temporal a largo plazo.

Con el objetivo de tener unos criterios de diseño, sostenibilidad e innovación basados en la excelencia, Aena ha elaborado un Libro Blanco con medidas de obligado cumplimiento que marcan las directrices básicas de ordenación en el nuevo planeamiento de desarrollo.