Almeida rechaza “totalmente” cualquier tipo de espionaje al entorno de Díaz Ayuso desde empresas del Ayuntamiento

“No vamos a permitir en ningún caso, de ninguna manera, que el Ayuntamiento pueda ser utilizado con fines espurios y partidistas”, ha subrayado el alcalde madrileño y portavoz nacional del PP

Ante los medios y a primera hora de este jueves. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha salido hoy a “ser contundente” sobre las supuesto espionaje al hermano de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, desde una empresa del Ayuntamiento de Madrid, y que ha reabierto la guerra interna que mantienen entre la Dirección Nacional del PP y el equipo de la dirigente. “No hay ningún contrato de la EMV ni con el detective ni con su empresa” ha afirmado el primer edil para rechazar de plano cualquier tipo de información sobre espionaje auspiciado desde la sede de Génova al Gobierno de la Puerta del Sol y por medio del Consistorio.

Almeida ha asegurado que ordenó investigar la supuesta contratación desde la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de un detective para espiar al entorno de Isabel Díaz Ayuso y las pesquisas concluyeron que no hubo “ningún contrato” entre la empresa municipal y el detective, quien además negó haberse reunido con ningún trabajador de la EMVS.

En declaraciones a los medios en el Palacio de Cibeles, antes de la reunión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, Almeida ha zanjado que “si hubiesen sido ciertas” las noticias sobre el supuesto espionaje al entorno de Ayuso desde alguna empresa municipal él, como alcalde, habría adoptado “todas las medidas oportunas” para evitar que se repitieran hechos de ese tipo.

“No vamos a permitir en ningún caso, de ninguna manera, que el Ayuntamiento pueda ser utilizado con fines espurios y partidistas”, ha subrayado Almeida, también portavoz nacional del PP.

Las informaciones apuntaban a que el pasado mes de diciembre avisaron a la presidenta madrileña de que una agencia de detectives había recibido el encargo en nombre de la Empresa Municipal de la Vivienda del Consistorio de investigar a su hermano para intentar acreditar el posible cobro de comisiones a cambio de contratos públicos. Un asunto que ha estado investigado y sobre el que no ha habido caso.

Tal y como ha explicado Almeida, le dieron traslado, en torno al 15 o 16 de diciembre, de una información en la que se aseguraba que “se puede haber producido una reunión entre un detective y un empleado de la EMVS”, algo que según ha relatado, estaba en conocimiento de la jefa del Ejecutivo madrileño.

“Se me indica que efectivamente esta persona viene con el conocimiento de la presidenta de la Comunidad, y en ese momento me comprometo a hacer todas las averiguaciones necesarias que permitan determinar si se ha producido esa reunión, si no, y en caso de haberse producido, tomar las medidas necesarias para actuar contra el responsable, el trabajador de la EMVS y proteger la honorabilidad del Ayuntamiento de Madrid”, ha explicado.

A continuación, el alcalde de la capital dio instrucciones al presidente de la EMVS (Álvaro González) “para que hiciera las averiguaciones oportunas y para que adoptara las medidas que entienda adecuadas para aclarar si se produjo o no esa reunión”.

En entonces cuando González, según el regidor, “habla con el detective, que niega esa reunión; habla con el trabajador de la EMVS, que se indica que es quien estuvo en esa supuesta reunión, que niega de forma tajante haberse reunido con nadie, y en particular con el detective para tratar cualquiera cuestión que versara sobre Díaz Ayuso o familiares”. Con estos datos en su haber, Almeida llamó a la persona que lo contactó y le da traslado de lo averiguado.

Ángel Carromero

Sobre la posibilidad de que el director general de Alcaldía, Ángel Carromero, estuviera detrás del supuesto encargo para espiar a la presidenta, Almeida ha dado a conocer que habló con él “a lo largo de la tarde de ayer en diversas ocasiones”. “Me ha negado absolutamente que haya hecho cualquier tipo de gestión tendente a obtener información sobre Ayuso o sus familiares”, ha subrayado.

A renglón seguido ha advertido de que “no cabe ninguna conducta irregular o que no sea ejemplar en ningún cargo del Ayuntamiento de Madrid” y que “en el caso de que apareciera un indicio de que hay persona con cargo en Cibeles que ha realizado gestión para obtener esa información, será cesado de forma inmediata de este Ayuntamiento”.

Con quien no ha hablado Almeida sobre estas informaciones, tal y como él mismo ha manifestado, ha sido con Isabel Díaz Ayuso. “No he tenido ocasión de hablar con la presidenta”, ha manifestado.

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, avanzó este jueves que pedirán “explicaciones” al alcalde de la ciudad y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, sobre el supuesto espionaje entre dirigentes del Partido Popular.

En declaraciones remitidas a los medios de comunicación, Espinar avanzó que para el próximo Pleno del consistorio presentará una “moción de urgencia para que Almeida tenga que dar la cara” sobre ese hecho “vergonzoso” publicado por medios de comunicación que informan que desde la cúpula del PP nacional se espió al entorno de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso.