El PSOE se abre a la reducción de diputados en la Asamblea: 121, 131...

Más Madrid y Podemos proponen bajar sueldos y no aumentar altos cargos

El portavoz socialista Juan Lobato
El portavoz socialista Juan Lobato FOTO: Zipi EFE

Lo que parecía casi un imposible por falta de suficientes apoyos, como es la reforma del Estatuto de Autonomía para reducir el número de diputados que quieren impulsar Vox y PP, podría ser una opción más real que hace tan solo una semana después de que el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, abriera la puerta a una modificación que contemplase una representación menor en la Cámara autonómica (ahora con 136 diputados), pese a que considera que éste no es el punto en el que centraría la negociación.

Apuntó la posibilidad, incluso, de que la Asamblea pudiera quedarse con una representación en torno a 121, 131... Pese a que reconoció que «seguramente haya alguien que tenía muy poca intención de que esto se llevara a cabo, no se esperaba esto de nosotros y seguramente ahora esté mucho más nervioso de lo que debería, pero nosotros estamos dispuestos a hablar de un número máximo de diputados», sentenció.

Pero también insistió en que se debería aprovechar para hacer una reforma más amplia porque «si se quiere hacer populismo y demagogia hay otras formas de ahorrar dinero, como los cargos designados a dedo por la presidenta, que nos cuestan más de 21 millones de euros, frente a los dos millones de euros que supondría el ahorro de esos diputados elegidos democráticamente por los ciudadanos». Incluso apuntó la posible reforma de otros órganos relevantes, como el Consejo de Telemadrid o la Cámara de Cuentas para que la elección de sus miembros «se haga de forma plural y participativa». También sugirió reformas como las relativas a la forma de referirnos a personas que tienen algún tipo de discapacidad, para que se las reconozca en el Estatuto de Autonomía, o incluir competencias asumidas con posterioridad a la aprobación de ese estatuto.

«Merece que, si somos serios y rigurosos, nos dediquemos a trabajarlo en condiciones a ver cuántos elementos y cuáles hay que modificar», sentenció en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces.

Lobato defendió que los diputados «lo que tienen que hacer es trabajar, teniendo en cuenta que cada uno de ellos representa a 50.000 ciudadanos».

Pero los otros grupos de la izquierda no han cambiado de posición respecto a los últimos días y se han mostrado en contra de cualquier modificación en este sentido. Así, la portavoz de Más Madrid, Mónica García, reiteró que «lo que quiere reducir el PP y Vox es la democracia. Si quisieran ahorrar dinero, hay 114 altos cargos en esta Comunidad que cobran más que el presidente del Gobierno, pero no quieren rebajar gasto, lo que quieren reducir es democracia y en eso vamos a estar siempre en contra».

En su opinión, si todos los altos cargos que cobran más que el presidente del Gobierno percibieran un salario como él, la Comunidad de Madrid se ahorraría casi 1,3 millones de euros (la mitad del ahorro pretendido por PP-VOX). O si todos los cargos que los altos cargos que cobran más que un diputado raso cobraran como uno, la Comunidad se ahorraría 5,6 millones de euros al año (el doble del ahorro pretendido por PP-VOX). O bien, si todos los Altos Cargos que cobran más que un diputado portavoz de comisión cobraran como uno, la Comunidad se ahorraría 4,1 millones de euros, según sus cálculos.

En el listado de Más Madrid de cargos que ganan más que un diputado figuran la presidenta regional, los consejeros, el administrador provisional de RTVM, directores generales, jefes de gabinete o el Director del Museo Arqueológico Regional, entre otros.

Quien tampoco está por la labor de reducir el número de diputados es Unidas Podemos. Lo dijo la semana pasada y lo volvió a repetir ayer su portavoz de la Asamblea, Carolina Alonso, quien tachó de «demagógica» la propuesta de PP y Vox. Si de lo que se trata es de ahorrar, la solución, a juicio, pasa por «no aumentar los altos cargos que ha incrementado la Comunidad en un 20% y bajarse el sueldo» ya que considera que el Ejecutivo madrileño es el que más cobra.

Sin embargo, pese a que los socialistas se han abierto a la negociación, no parece que las posturas estén muy próximas. Entre otras cosas porque Vox solo estaría dispuesto a negociar una reducción de diputados sin entrar en otras cuestiones como las que propone el PSOE. «Abrir el melón de una reforma del Estatuto sería un error», sentenció Íñigo Enríquez de Luna, que defendió una política de mayor austeridad en el Parlamento autonómico.

Los populares tampoco están por la labor de meterse en más reformas que vaya más allá de una rebaja de escaños en la Cámara regional. El portavoz popular, Alfonso Serrano cree, que un cambio que afecte a más ámbitos que el ya propuesto sería «muy apresurado».

El acuerdo de Vox y PP se centra en reducir de 136 a 91 el número de diputados. La iniciativa supondría un ahorro de 2,5 millones de euros. Ahora, la representación viene determinada en función del censo de población.