Madrid Nuevo Norte levantará sus primeros edificios en 2025 (y el Metro en 2027)

Las demoliciones e intervenciones en el terreno, en el entorno de este nuevo eje urbanístico de la capital, comenzarán en 2024

Imagen del skyline de Madrid Nuevo Norte
Imagen del skyline de Madrid Nuevo Norte FOTO: La Razón La Razon

Un impulso clave para la mayor operación inmobiliaria de Europa. Los primeros edificios de Madrid Nuevo Norte podrían empezar a elevarse en 2025, en la parcela de Las Tablas, y el Metro podría estar disponible entre 2027 y 2028.

Así se ha explicado en la presentación del proyecto en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) donde han intervenido su decano, Sigfrido Herráez, el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, el director de Estrategia y Desarrollo de Distrito Castellana Norte (DCN), Miguel Hernández, y el director de la Oficina para Madrid Nuevo Norte de la Comunidad de Madrid, José Luis Moreno.

Desde DCN se ha explicado que se quiere presentar la iniciativa de Las Tablas a final de este año y poder empezar a urbanizar de seis a siete meses después, especialmente porque esta parcela es “más fácil de infraestructurar” frente a otras como puede ser el entorno de la estación Chamartín Madrid Clara Campoamor.

Después iría el área de centro de negocios, un año más tarde, porque hay cierto “decalaje” al tener DCN el 60% de la propiedad pero haber un nivel de infraestructura “muy compleja”. Malmea iría un año y medio después, ya que hay 700 propietarios, lo que complica la gestión.

Fuentes ha explicado que el siguiente hito importante actualmente es el Plan especial de mejora de redes públicas para situar de forma “definitiva” las cocheras de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) en el ámbito de Las Tabas y poder “agilizar los trámites para iniciar las obras” con el objetivo de poder “simultanear la urbanización y la edificabilidad”.

“Quedan dos años y medio, no es que estemos evaluando a medio y largo plazo. Estamos ya a corto de cara a los anteproyectos y proyectos de edificación”, ha remarcado Fuentes.

Por su parte, José Luis Moreno ha indicado que el Metro estaría disponible entre 2027 y 2028 y que la parte que corresponde a los dos colegios y el instituto arrancaría en 2025. Ha explicado que en este caso como bordea con barrios adyacentes a la operación el objetivo es ampliar estos para que den servicio a esta parte que ya existe. Las demoliciones en el entorno de Madrid Nuevo Norte se prevé que arranquen en 2024.

Moreno también ha puesto en el foco la necesidad de incorporar talento e innovación, pero sobre todo “presupuestar de forma adecuada los honorarios” de los trabajadores y no “pagar duros a peseta” en una infraestructura que busca “trasladar una imagen al mundo” y que pueda ser exportada a otras partes del mundo.

Presentación del proyecto

El decano del COAM ha arrancado la presentación insistiendo en que no solo es una oportunidad económica, sino especialmente para los arquitectos para poder participar en el desarrollo de la “ciudad del futuro”, perfilada de forma “clara y evidente” en el planteamiento de Madrid Nuevo Norte.

“Los arquitectos y urbanistas tenemos que opinar, que se recoja nuestra opinión”, ha insistido Hernández, quien ha loado cómo el proyecto ha ido mejorando y cambiando con el tiempo para presentar actualmente valores como la sostenibilidad.

Este poder transformador también ha sido uno de los ejes vertebradores del discurso de Fuentes, quien ha asegurado que es un “antes y después” en la forma de desplegar la ciudad basándose en las necesidades de la sociedad.

“Había que consolidar los trabajos y diagnósticos que se habían hecho durante los 24 años para la fallida Operación Chamartín para traducirlo en conocimiento para Madrid Nuevo Norte acompasándolo a la sostenibilidad económica”, ha remarcado el delegado, quien ha insistido en que uno de los pivotes sobre el que cambió el proyecto fue la integración de la movilidad en el propio diseño.

Por su parte, el representante de DCN ha puesto en el foco la vital importancia del consenso social, político e institucional para llegar a aprobar este proyecto, con cesiones por todas las partes involucradas y que incorporó de forma decidida la participación ciudadana y la colaboración público-privada.

Un encaje que además ha experimentado cambios en los instituciones como el relevo del PP al PSOE al frente del Ministerio de Fomento o de Ahora Madrid al PP y Cs en la capital.

Asimismo ha incidido en que lo que se busca con este proyecto es instalar infraestructuras clave, desplazar el centro de gravedad de la ciudad, reordenar la movilidad y crear un nuevo modelo que incluye que la urbe entre en El Pardo y este entre en la capital.

Moreno también ha hecho hincapié en el valor medioambiental y ha asegurado que Madrid Nuevo Norte demostrará como es “compatible” una ‘smart city’ con el respeto al medio ambiente y el “disfrute 24 horas al día y siete días a la semana”.

Es por ello que ha instado a los arquitectos del COAM a involucrarse en un proyecto que creará más de 250 nuevos edificios y lo ha ejemplificado con los siete nuevos rascacielos que se elevarán modificando el ‘skyline’ de la ciudad, con hasta 330 metros de altura.