Madrid ofrece cerca de 1.600 plazas gratuitas para la atención de personas con discapacidad

Se ha habilitado en las instalaciones de Getafe una sala Snozelen, un espacio interactivo de estimulación para personas con afectación motórica y neurológica

Visita al centro asistencial de Getafe
Visita al centro asistencial de Getafe FOTO: Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid cuenta con cerca de 1.600 plazas de atención gratuita para personas con discapacidad física y grandes necesidades de apoyo.

Se trata de recursos con un alto grado de especialización y carácter socio-rehabilitador, que ofrecen cuidados integrales a sus usuarios y que forman parte de la Red Pública de Atención a Personas con Discapacidad.

Así lo ha explicado este sábado la consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, durante su visita al Centro Residencial y de Día de Getafe, dedicado a la atención de este colectivo.

Dancausa ha recorrido las distintas dependencias de este inmueble, propiedad de la Comunidad de Madrid, que acaba de aprobar en Consejo de Gobierno la prórroga de su gestión durante dos años por un importe de 4,5 millones de euros.

El recinto cuenta con 70 plazas repartidas en residencia (50) y centro de día (20), preparadas para proveer los apoyos generalizados que requieren sus usuarios a la hora de realizar sus actividades cotidianas. Además, recientemente se ha habilitado en las instalaciones una sala Snozelen, un espacio interactivo de estimulación para personas con afectación motórica y neurológica.

“Este habitáculo está diseñado con el objetivo de proporcionar bienestar y relajación a los pacientes, y les permite realizar ejercicios de psicomotricidad muy beneficiosos para su condición física”, ha destacado el Gobierno regional.

La Comunidad de Madrid ha aumentado un 24,5% el presupuesto para la atención a personas con discapacidad en 2022, pasando de los 341 millones en 2021 a los 425 millones de euros en la actualidad.

“Este incremento nos va a permitir seguir mejorando la atención a este colectivo y a sus familias, con el objetivo de incrementar al máximo su calidad de vida y conseguir su plena inclusión sociolaboral”, ha señalado la consejera