Madrid lanza un concurso para elegir un nuevo monumento para las 1.429 víctimas del terrorismo

El Gobierno de Almeida activa el proceso: se elegirá entre diez finalistas y deberá incorporar el lenguaje del arte contemporáneo. Se instalará en la glorieta de López Hoyos

Monumento a las victimas del 11M.
Monumento a las victimas del 11M. FOTO: CIPRI PASTRANO DELGADO La Razón

La ciudad de Madrid tendrá pronto un nuevo monumento de homenaje a las víctimas del terrorismo. Tal y como confirman fuentes del Área de Gobierno de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de la capital a este diario, se acaba formalizar la convocatoria de un concurso para la selección de un proyecto artístico en Memoria de las Víctimas del Terrorismo. Será un monumento «que honre a todas las personas que han sufrido directa o indirectamente esta violencia». Tendrá como emplazamiento la glorieta de López de Hoyos. En concreto en su confluencia con las calles de Joaquín Costa y Francisco Silvela, esto es, un lugar céntrico de la ciudad y objeto de remodelación urbana, lo que permitirá «dar visibilidad al reconocimiento que se pretende», apuntan desde Cibeles.

Con este concurso, el área de Gobierno que dirige Andrea Levy da cumplimiento al acuerdo de investidura suscrito en 2019 entre el Partido Popular y Ciudadanos. Este documento incluía «la construcción de un monumento contemporáneo en memoria de las 1.429 víctimas del terrorismo por defender la libertad y la democracia». Con esta decisión, el Ejecutivo liderado por José Luis Martínez-Almeida busca ofrecer «la oportunidad de realizar un sentido reconocimiento social en el que todas las víctimas del terrorismo, con independencia de la acción terrorista que sufrieron, se sientan representada».

Se seleccionará, en colaboración de un jurado de expertos del mundo del arte y la arquitectura, un proyecto artístico que ofrezca una respuesta imaginativa a la implantación de nuevos monumentos conmemorativos de significativa importancia para la ciudad de Madrid, incorporando el lenguaje del arte contemporáneo. El concurso se desarrollará en dos fases. La primera supondrá la selección de 10 finalistas elegidos según los criterios de selección establecidos en las bases del concurso, publicadas en el portal de contratación del Estado (las bases y el pliego de prescripciones técnicas del concurso se encuentran disponibles en la Plataforma de Contratación del Sector Público, e información adicional en la web de la Dirección General de Patrimonio Cultural). En la segunda fase del proceso selectivo, los concursantes finalistas serán invitados a presentar una propuesta artística de forma anónima bajo lema. Tal y como detalla el consistorio, los interesados en participar pueden presentar la solicitud de inscripción junto con la documentación requerida hasta el día 18 de mayo.

Emplazamiento del monumento en la glorieta de López de Hoyos
Emplazamiento del monumento en la glorieta de López de Hoyos FOTO: Ayuntamiento de Madrid Ayuntamiento de Madrid

El país con más víctimas

El Gobierno municipal justifica la necesidad de este munomento y del concurso en sí en el hecho de que «España es el país de la Unión Europea con más víctimas por terrorismo entre los años 2000 y 2018, incluyendo entre otros el atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid, los de Barcelona y Cambrills y los últimos de la banda terrorista ETA». Insiste asimismo en que una de las más recientes manifestaciones legislativas para reflejar el reconocimiento a todas estas personas y su reparación integral se encuentra en la Ley 29/2011, de 22 de septiembre, de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, aprobada por el Congreso de los Diputados, con el objetivo según su preámbulo de rendir homenaje a las víctimas del terrorismo y expresar el compromiso permanente con todas las personas que lo han sufrido o que lo pudieran sufrir en el futuro, en cualquiera de sus formas, y establecer el apoyo y protección integral a todas ellas. Y es que, según el artículo 56 de esta Ley, «los poderes públicos impulsarán medidas activas para asegurar, dentro del máximo respeto y dignificación de las víctimas, y mediante actos, símbolos, monumentos o elementos análogos, el recuerdo y el reconocimiento de las víctimas del terrorismo».